: Las ayudas a mujeres explotadas sexualmente suben un 20 %

En los últimos cuatro años la Xunta destinó más de 45.000 euros a desarrollar programas para la abolición de la trata y prostitución de mujeres inmigrantes

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La Secretaría Xeral da Igualdade colabora actualmente con nueve entidades que se dedican específicamente a trabajar con mujeres inmigrantes que son víctimas de explotación sexual. Durante el año 2013 esta partida supera los 360.000 euros, casi un 20 % más que en el 2012.

Precisamente ayer la titular de este departamento, Susana López Abella, se reunió con los representantes de la asociación Faraxa para ofrecerles su apoyo en la lucha contra la prostitución. En los últimos cuatro años la Xunta destinó más de 45.000 euros a esta entidad, destinados a desarrollar programas para la abolición de la trata y prostitución de mujeres inmigrantes, con el objetivo de apoyar su recuperación e integración social y laboral.

Faraxa nació en mayo del 2009 para dar apoyo a las mujeres que ejercen la prostitución. Su actuación incluye tres líneas prioritarias: las mujeres inmigrantes, la prostitución y la juventud. En el ámbito sanitario, Faraxa recorre los centros de prostitución acompañada por una unidad móvil dando información y asesoramiento sociosanitario para la prevención de las infecciones de transmisión sexual y sobre la necesidad de evitar conductas sexuales de riesgo.

En el campo social y coordinándose con la red de servicios sociales de atención primaria busca la integración sociolaboral de las personas que ejercen la prostitución a través de asesoramiento jurídico, social, laboral y psicológico.

El tercero de sus ámbitos de actuación es el educativo, tratando de sensibilizar a la población por medio de seminarios formativos para prevenir conductas de riesgo y educar en igualdad a hombres y mujeres. La entidad recuerda que la mujer prostituida sufre una triple discriminación, por ser mujer, inmigrante y prostituta.