: La jueza ve riesgo para la salud pública en el pienso contaminado

La Consellería do Medio Rural dice que no llegó a la cadena alimentaria

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

«Se deduce la existencia de un riesgo cierto, grave y real para la salud pública y animal». Así se expresa en un auto del pasado día 22 la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Ponteareas para decretar la prohibición de extraer materia prima de la planta de transformación de categoría 3 de la fábrica de piensos salmantina Fernando Corral e Hijos, donde el Seprona descubrió restos de ADN de perro y de oveja.

El auto señala un posible delito contra la salud pública por la «presunta introducción en la cadena alimentaria, a través de la fabricación de harinas y grasas para la alimentación de animales destinados al consumo humano, de cadáveres de animales de compañía recogidos en clínicas veterinarias, entre otros, cuyo destino final es la eliminación». Por este motivo, la magistrada considera necesario que se evite la comercialización de materia prima con presencia de materia orgánica de perros y ovina y la localización de los distintos productos alimenticios que se hayan podido elaborar con estas materias primas, así como las explotaciones destinatarias. Mientras tanto, portavoces de la Consellería do Medio Rural afirmaron que no existe relación de los piensos adulterados con la cadena alimentaria, puesto que se trata de un «presunto caso de adulteración de graxas e pensos destinados, teoricamente, ao consumo de mascotas e animais de compañía e nunca a animais destinados ao consumo humano».

Desde la Xunta también se asegura que Galicia es un referente en la realización de controles de seguimiento y procesado de este tipo de productos y que cuenta con plantas que son un «exemplo nacional de bioseguridade e hixiene». De 324 muestras tomadas el año pasado no se detectó presencia de proteínas animales en ninguna de ellas.

Acusada de mezclar restos en el 2008

La mezcla de restos animales de las categorías 1 y 3 no es nueva para la firma Fernando Corral e Hijos de Salamanca, ya que en el año 2008 ya tuvieron paralizada la salida de material por la misma causa. A raíz de ello hizo frente a una sanción de 1.500 euros. Se trata de uno de los once expedientes abiertos, en los que se denunció durante estos años cosas como que «el personal no tienen la formación adecuada para diferenciar la categoría de los subproductos», según consta en una sanción que fue dictada en el año 2009 o un riesgo de contaminación 4 en algunas áreas por la presencia de «restos de animales en estado de descomposición tan avanzado que impiden su identificación».

Más información Selección realizada automáticamente

 

Comentarios
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión
Resultados. El análisis del departamento de Química y Medio Ambiente de la Guardia Civil revela que hay ADN de perro en la muestra