: Las víctimas están estables, pero continúan graves y con respiración asistida

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

María Divina Casanova Rey, de 61 años de edad, y su tía, de 87, siguen ingresadas en la unidad de quemados del Hospital A Coruña. Están estables, pero continúan en estado grave y ambas necesitan respiración asistida.

La mujer más joven, como era el objetivo del agresor, es la que está en peor estado. Presenta quemaduras severas en la cara y en la cabeza, ya que la gasolina que el encapuchado le tiró encima impregnó un fular que llevaba al cuello, por lo que el fuego le hirió especialmente en esa zona del cuerpo.

Su tía también tiene quemaduras muy serias, pero sus heridas son menores porque le cayó menos gasolina y, por lo tanto, las llamas fueron menos intensas. No obstante, su avanzada edad hace que los médicos estén extremando todas las precauciones.

Más información Selección realizada automáticamente