Análisis : El adelanto de la extra aportará 700 euros de media a los 11.400 funcionarios que lo solicitaron

Los empleados que pidieron el anticipo de la paga serán los primeros afectados por su reducción

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El desembolso que deberá realizar la Xunta para anticipar una parte de la paga extraordinaria de junio a los 11.394 empleados públicos que lo pidieron será muy inferior a la previsión inicial de la Administración. Pero superará lo que correspondería a su estimación posterior de que la mayor parte de los solicitantes están entre los que tienen retribuciones más bajas. Facenda estima que el adelanto en la nómina de enero del 50 % de la extra recortada obliga a destinar 8 millones de euros adicionales en las pagas de este mes. Así, ese anticipo reportaría a cada uno de los 11.394 trabajadores que se han acogido a esa opción una media de 702 euros.

Con el recorte incorporado

Ese anticipo ya incluirá el recorte que la Xunta aplicará en las dos extras de este año, por lo que los solicitantes del adelanto también serán los primeros en sufrir esa merma en sus retribuciones. Facenda mantiene que ese recorte implicará una rebaja que oscilará entre el 6 % sobre los ingresos anuales de los funcionarios de los niveles mejor remunerados y el 2 % para los que están en el otro extremo de la horquilla salarial. Ese descuento se aplicará a través del complemento específico de cada trabajador. Según Facenda, el descuento será proporcional al sueldo, por lo que a los funcionarios con retribuciones más elevadas se les retirará una parte de ese complemento mayor que a los que tienen nóminas más modestas. La Xunta prevé ahorrar este año 125 millones con el recorte en las dos pagas.

Sin mermas en el Estado

Con el tijeretazo que la Xunta ya ejecutará en la nómina de enero para esos 11.394 que pidieron el adelanto de la extra de junio, los funcionarios gallegos comenzarán a pagar las consecuencias de una decisión política que los penaliza en relación a los empleados de la Administración del Estado. En principio, el Gobierno mantiene las dos extras para esos 590.000 trabajadores, si bien otras comunidades también reducirán esas pagas. El debate está abierto en Andalucía y Cataluña. En Galicia, el recorte medio del 4 % que los funcionarios sufrirán este año se suma al 5 % que arrastran desde junio del 2010 y al 7 % que supuso la retirada de la extra de diciembre. Los sindicatos cifran en un 20 % la pérdida de poder adquisitivo en estos tres años.