Semana del 6 al 12 de enero

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Domingo, 6 de enero

¿Quién quiere alquilar mi bajo?

Pasaron los Reyes Magos por la comarca y la sembraron de regalos, pero para muchos comerciantes la llegada de los de Oriente fue tardía. La crisis se plasma en los cada vez más numerosos bajos comerciales que tienen las verjas bajadas de forma permanente. Hace apenas un año, los alquileres se mantenían. En la zona más comercial de Vilagarcía (Rey Daviña o Arzobispo Lago) los precios eran de entre 1.100 y 1.300 euros por un bajo de unos sesenta metros cuadrados, pero ahora se están desplomando y rondan ya la mitad. El inmobiliario es otro de los sectores perjudicados. Evaristo Padín, de Inmobiliaria Tellanova, lo describe a la perfección: "Só quedan dúas abertas", relata. Y apunta a los bancos como su principal competencia. Ni las rebajas, que parecen también ahogadas por la crisis, sirven para que los comerciantes se tomen un respiro. Eso sí, Patricia Calveiro demostró que te puedes vestir de los pies a la cabeza por diez euros.

Lunes, 7 de enero

No nos moverán

A las nueve de la mañana, como casi todas las mañanas del año, se presentó el personal de Cuca a las puertas de la fábrica. Pero la del pasado lunes no era una mañana más. Comenzaba el ERE y los empleados de una empresa privada de seguridad les impidieron la entrada. La actividad se había paralizado, aunque no totalmente. Los operarios de mantenimiento y dos mujeres en el almacén seguían en activo. Comenzaba una semana de lucha. La plantilla decidió hacer turnos para apostarse delante de la fábrica y evitar así que Garavilla comenzara su desmantelamiento. La empresa, mientras, empezaba a lanzar globos sonda. Terroríficos: un día, que solo garantizaba un año de trabajo en O Grove, al otro que mantendrá los empleos pero sin decir cuánto tiempo. Pero el personal no se rinde. Cuenta con la fuerza que da saber que están defendiendo algo que es justo y con el apoyo de los vecinos. Como Manolo, que les lleva cada día viandas desde su panadería y al que las mujeres aclaman cada vez que llega. Los vecinos se mueven y ya hay convocada una manifestación, que se celebrará el día 23. Todo para intentar evitar el traslado. Un traslado que las mujeres temen que comience a realizarse esta misma semana. Las campanas están preparadas para tocar a rebato.

Martes, 8 de enero

O tren que me levan

Se fue y casi no dijo ni adiós. El último tren directo a Madrid partió sin noticias acerca de su continuidad. Había agotado sus plazas y los usuarios defienden la línea; FECA salió en su defensa y envió un escrito a Fomento pero el tren se fue, ¿quién sabe si para nunca más volver?

Miércoles, 9 de enero

No hay pasma pa' tanta gente

Seis concellos de la comarca dependen de la vigilancia de los agentes de la Guardia Civil de Vilagarcía, que velan cada noche por 65.000 vecinos. Para los ladrones, robar se está convirtiendo en una tarea más que sencilla. Lo resume el alcalde de A Illa, Manuel Vázquez, a la perfección: "De seguir así, o único que nos queda pedirlles os ladróns e que non nos rouben". Los profesionales lo tienen claro: reivindican un único y gran cuartel para la comarca. Los periodistas de La Voz, también: Manuel Blanco (La medida de nuestra salud), Susana Luaña (Más solos que nunca) y Bea Costa (La seguridad, que no falte) fueron rotundos.

Jueves, 10 de enero

Pues ya nos lamentaremos

No hay dinero para las políticas de prevención de drogas. Así, claro y conciso. Este fue el mensaje que la Xunta trasladó a la Federación Galega de Municipios e Provincias. Los Concellos, afortunadamente, no se han quedado de brazos cruzados. Vilagarcía preguntará si los demás están dispuestos a sufragar el programa. La FGCN también fue clara: lo barato puede salir caro.

Viernes, 11 de enero

Sitio distinto

El pleno de A Illa tenía que aprobar el presupuesto para el 2013. Lo de siempre. O no, porque en esos presupuestos se daba luz verde a la creación de una caja de financiación local. Un instrumento dotado inicialmente con 125.000 euros que tiene como objetivo mejorar la liquidez y la afluencia de crédito a las organizaciones económicas y empresas con razón social y fiscal en el municipio. El PP votó en contra, por supuesto, pero el alcalde tiene muy claro que hay que poner esta iniciativa a andar cuanto antes. Cuenta, también, con el apoyo del BNG. Todo en la semana en la que los mejilloneros de A Illa renuncian a la DOP precisamente por la falta de liquidez.

Sábado, 12 de enero

Mear fuera del tiesto

Hay que reconocerlo. Esta comarca es una mina para los periodistas. Un día te aparece un Cholo Dorgambide con una ordenanza bajo el brazo que coloca a Vilagarcía en todos los telediarios porque restringe la concentación de vecinos en las aceras. Y otro día aparece un Fredi Bea, con otra ordenanza, con la que pretende multar a los que hagan pis en el mar. Da miedo pensar qué podrían argallar ambos si, por casualidades del destino, coincidieran en alguna acera y decidieran tramar algo juntos. En Vilagarcía, eso sí, no podrían hacerlo: los multarían. Sobre la ocurrencia de los pises y los peces expresaron su opinión Manuel Blanco (¿Y el cuerpo de los hombres rana?) y Susana Luaña (¡Ahora que ya se mea en la ducha!).