: Un jefe del HULA enfermo de cáncer hace campaña por el servicio de radiología en Lugo

Critica que los pacientes con cáncer tengan que desplazarse a A Coruña

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El hospital de Lugo (HULA) fue inaugurado en febrero del 2011 con la promesa de que los lucenses con cáncer y enfermedades del corazón podrían ser tratados en él. Dos años después sigue sin estos servicios, y se multiplican los colectivos sociales y las voces que los exigen. Entre ellas destaca la de su jefe de hematología, Miguel Ángel González (Ferrol, 1949), que sufre cáncer. Como lucense, como médico y como enfermo, pocas personas tienen más argumentos que él para reclamar estos servicios.

El facultativo explica que la hemodinámica diagnostica y trata la enfermedad coronaria, y los pacientes de la provincia de Lugo tienen que desplazarse para recibir este tratamiento. En cuanto a la radioterapia, entre el 70 y el 80 % de los enfermos de cáncer, que en Lugo son unos 800 al año, van a requerir este tratamiento. «La sociedad debe saber que los cánceres que se curan son los que curan la cirugía y la radioterapia. La medicina nuclear son técnicas para el estudio de la extensión del tumor y de otras enfermedades», aclara.

Esta situación, explica, implica que los pacientes tienen que desplazarse a A Coruña para recibir tratamiento. «Muchas veces tienen que ir varios en una ambulancia no medicalizada. Son viajes de más de 200 kilómetros. Como van juntos, el primero que recibe la radio, que dura de 10 a 20 minutos, tiene que esperar al último y se tira toda la mañana».

Miguel Ángel González explica se prometió que el hospital de Lugo se abriría con el tratamiento integral del cáncer y hemodinámica dentro de sus prestaciones. «En la inauguración -recuerda-, Feijoo dijo textualmente que se iniciaba la licitación de los tres servicios, y que en seis meses estarían operativos». La Xunta, por su parte, justificó el retraso en la falta de fondos. Pero este médico cree que el HULA sigue sin hemodinámica y radioterapia por «intereses espurios». «Hay cosas absurdas -añade-. ¿Por qué hay 320 camas vacías y se están concertando con entidades privadas? ¿Por qué hay ese nivel de concertación cuando tiene recursos humanos y tecnológicos? Controlar eso sería racionalización del gasto, y no cortar en sanidad o subir las medicinas... Alguien se está llevando los dineros».

Más información

 

Miguel Ángel González superó un primer cáncer hace 12 años. Ó. CELA