: Radicales queman contenedores en Santiago en protesta por la detención de un miembro de Resistencia Galega

Interior considera la detención de un activista realizada en Ames «un duro golpe» para el grupo terrorista

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
CEDIDA
CEDIDA

Un grupo de independentistas radicales que se ha manifestado en Santiago en protesta por la detención en Ames del presunto miembro de Resistencia Galega Adrián Mosquera Pazos provocaron por la noche disturbios en el centro de la ciudad. Varios encapuchados introdujeron artefactos incendiarios en al menos cuatro contenedores de basura, que ardieron, y lanzaron piedras contra los escaparates de una oficina bancaria y de un supermercado. Los incidentes tuvieron lugar en el entorno de la plaza de Galicia.

Los radicales, que se dispersaron poco después de que llegara la policía, habían convocado para las 20 horas una concentración en la plaza de Cervantes y fue después de ese encuentro cuando comenzó la quema de contenedores.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron los bomberos de Santiago y varias patrullas de la Policía Nacional, aunque no fue practicada ninguna detención.

Dispuesto para atentar

El presunto miembro de Resistencia Galega detenido en Ames preparaba un atentando inminente. Por ello fue a buscar los tres artefactos explosivos a una zona boscosa del municipio coruñés en la que la organización terrorista tenía un depósito o un punto de entrega de armas. Fue arrestado cuando se disponía a introducirlos en un coche.

Las bombas consisten en unos cilindros de acero con capacidad para cerrarse al vacío y que contaban con un temporizador. La policía destaca que se trata de artefactos de considerable potencia y capaces de provocar serios daños.

La operación desarrollada por la Comisaría General de Información sigue abierta y la Policía Nacional no descarta nuevas detenciones, ya que sigue la pista de otros posibles miembros de Resistencia Galega, cuya estructura ha sufrido «un duro golpe», según Interior.

Mosquera Pazos ya ha sido trasladado a Madrid y hoy está previsto que preste declaración en el Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional.