siempre juntos : Un hombre se suicida en Outes al encontrar muerto a su padre, de 96 años

Fue hallado ahorcado por una vecina de la aldea de Valadares que había ido a su casa a buscar una carretilla

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los vecinos de la parroquia de Valadares, en el municipio coruñés de Serra de Outes, no daban crédito ayer a lo acaecido en la vivienda de la familia Piñeiro. A.P.P., de 96 años, y su hijo J.A.P.N., de 58, fueron encontrados muertos dentro de la casa. El anciano falleció presumiblemente por causas naturales, mientras que su hijo apareció ahorcado en un cobertizo anexo al domicilio familiar. Se quitó la vida, según todos los indicios, por el impacto que le causó ver a su progenitor muerto.

A media mañana, una vecina de Valadares acudió a la vivienda de esta familia para pedir una carretilla. Como la encontró en la entrada del domicilio no quiso molestar a los inquilinos, aunque cuando se giró le pareció ver al más joven dentro y lo saludó, pero sin obtener respuesta. Al poco rato devolvió la carretilla y observó que su vecino seguía en el mismo sitio. Volvió a saludarlo y al no obtener tampoco respuesta se acercó a la puerta y lo encontró ahorcado.

De inmediato, la mujer alertó a varios vecinos, que se presentaron rápidamente en la casa. Se interesaron por el anciano, ya que todos los vecinos sabían que llevaba unos días indispuesto, motivo por el que no salía a la calle. Un familiar próximo entró en la casa, subió al primer piso y lo descubrió tendido en la cama muerto. Su cuerpo no presentaba signos aparentes de violencia.

«Ocupábase do vello»

La primera reacción de los vecinos fue la de avisar a los familiares más directos, algunos de los cuales residen en la misma parroquia, y a la vez, poner en conocimiento de la Guardia Civil de Outes lo ocurrido. Era ya más de la una de la tarde cuando los agentes judiciales fueron informados de los hechos. Los residentes en Valadares no se explican las causas por las que el más joven de los Piñeiro se quitó la vida. «Vivían os dous sos. O fillo ocupábase do vello, e non parecían ter problema algún. O maior foi indo a menos, algunha vez incluso saía sen rumbo, pero o fillo sempre coidaba del. Levamos unha semana sen velo, pero pensamos que o frío, os anos ou algunha indisposición o apartarían da rúa», explicaba ayer un vecino.

Impactados

Al más joven de los fallecidos, todos los vecinos lo describen como un hombre servicial y trabajador, sin problemas conocidos. «De mozo navegou varios anos. Logo quedou na casa e traballaba de albanel e de fontaneiro», comentaban ayer los residentes en la aldea, que estaban todavía impactados por el suceso.

Una relación muy estrecha

A las seis de la tarde de ayer, los agentes judiciales levantaron los cadáveres de A.P.P. y J.A.P.N para trasladarlos al Hospital Anatómico Forense de Santiago y realizarles las autopsias. Otro hijo del anciano fallecido aseguró desconocer cuándo sería el entierro, aunque en principio la familia parece partidaria de darles sepultura en el cementerio parroquial de Valadares el jueves por la tarde. Las conjeturas sobre las causas del suicidio de J.A.P. eran diversas en la localidad, aunque la mayoría de los vecinos se decantaban por el amor a su padre o el temor a quedarse solo, algo que pudo demorar su fatal decisión. Según las mismas fuentes, J.A.P. era solitario y «tristón», pero muy trabajador.

Casi todos los vecinos de Valadares se reunieron en torno a la vivienda de los fallecidos. Marcos creo