: Un hombre denuncia que un grupo de menores acosa a su hijo, en Salvaterra

La Guardia Civil investiga las amenazas de muerte al menor, de 16 años

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Miembros del equipo de investigación de la Guardia Civil se personaron ayer en el instituto de enseñanza secundaria del municipio de Salvaterra de Miño para indagar sobre un supuesto caso de acoso escolar y de amenazas de muerte a un menor, de 16 años. Los presuntos autores son un grupo de siete adolescentes que habrían realizado pintadas amenazantes en el propio instituto. Las fuerzas de seguridad también están examinando mensajes ofensivos a través de las redes sociales.

Los agentes mantuvieron una entrevista con la dirección del centro educativo para conocer las pistas que puedan llevar a los autores para que, en su caso, la Fiscalía de Menores, si lo estima pertinente, pueda tomar las medidas adecuadas.

El supuesto acoso escolar se viene produciendo desde hace un mes aproximadamente, según señaló el padre del joven, que denunció los hechos ante la Guardia Civil.

El progenitor señala que desconoce el motivo por el que el grupo de compañeros de clase están acosando presuntamente a su hijo, que es «un joven tranquilo». En la jefatura de estudios del centro declinaron dar una explicación después de que la dirección se hubiese reunido con los miembros del equipo de investigación de la Guardia Civil. En el ámbito estudiantil se habla de que hace algunas semanas se produjo una pelea, por motivos desconocidos, entre compañeros de clase. Al parecer, a consecuencia de la disputa se realizaron las amenazas.

El denunciante se alarmó al saber que se habían producido pintadas con amenazas de muerte con el nombre de su hijo. Los grafitis no solo aparecieron en el instituto, sino también en otros lugares del municipio.

El chico sigue acudiendo normalmente a clases y el padre espera que con la denuncia se ponga fin a la situación. Según el denunciante, a los jóvenes a los que se les atribuyen las pintadas no se les ha expulsado del centro, aunque al parecer tres de ellos han faltado a clase.

Los padres de alumnos del instituto confían en que se atajen este tipo de prácticas de mensajes amenazantes que toman cuerpo a través de redes como Twitter. Hace dos años se produjo también en el mismo centro el acoso a una chica.

«Es, por desgracia, una cosa que pasa en todas partes, no solo en Salvaterra», comentan padres de jóvenes.

Más información