Imagen:La «Amanita phalloides» se parece a otras setas comestibles.

Muere un ourensano tras una agonía de diez días por comer setas venenosas

Estaba ingresado en Valladolid y falleció por un fallo hepático


O BARCO / LA VOZ

Un ourensano de 75 años falleció el jueves por la noche debido a un fallo hepático producido por la ingesta de setas venenosas. Mateo Losada Veintemillas murió en el hospital Río Hortega, de Valladolid, en el que llevaba unos diez días ingresado. El hombre había sido trasladado allí desde el hospital leonés de Ponferrada después de que su estado se agravase. Ourensano de nacimiento -era natural de Oulego (Rubiá)-, Losada residía en el Bierzo.

En el pueblo de Oulego, la pegada de las esquelas confirmó ayer lo que la noche anterior era un rumor. Mateo había nacido allí, y allí será enterrado hoy. A las 15.30 horas tendrá lugar su funeral.

El hombre abandonó Oulego de joven. «Creo que nin sequera estaba casado daquela», recordaba ayer una vecina. Después cogió el camino de la emigración para vivir durante décadas en Alemania, donde todavía reside su única hija, y regresar a España una vez jubilado. Él y su mujer se instalaron en Sobredo, en el municipio de Sobredo, en el Bierzo leonés, donde nació su esposa.

En un monte de castaños

Son apenas doce kilómetros los que separan ambas poblaciones, así que Mateo regresaba con frecuencia al pueblo, en el que sigue residiendo una hermana. Además, se reencontraba con los viejos amigos. «Viña case todos os domingos botar a partida, porque alí en Sobredo, na montaña non teñen bar», apunta una vecina, al tiempo que confesaba estar aturdida por la noticia. «Era un home que estaba forte, parece mentira que por comer unhas setas...», resume la mujer.

La misma persona narra que habían sabido que había sido por una ingesta de setas, aunque confiesa que cuando supo de la noticia el hombre ya había fallecido. «Había outros veciños que sabían que estaba malo, pero eu non», dice. Según la versión que circula por Oulego, el hombre podría haber recogido las setas venenosas en uno de los montes de castaños del Bierzo. «Aquí non collían as castañas, pero en Sobredo si, porque é onde ten as terras a muller», señalaba una vecina.

Se cree que el hombre se intoxicó con Amanitas phalloides. Son, junto a varios tipos de lepiotas, las setas venenosas que atacan al hígado. «Hai outras, pero é raro que haxa intoxicación con elas porque son pequenas e pouco atractivas», explica Julián Alonso, presidente de la sociedad micológica Lucus.

Una especie mortal

El experto señala que el envenenamiento por esta clase de amanita tiene tratamiento, pero su efectividad radica en que sea cogido a tiempo. «Cando o dano no fígado é moi grave, non hai solución», añade. El problema radica en que es una intoxicación de larga incubación, que tarda entre seis y siete horas en mostrar los primeros síntomas, que suelen ser digestivos (vómitos y diarreas); mientras que el daño en el hígado tarda más tiempo en manifestarse.

Mateo Losada llevaba desde la semana pasada ingresado en el mencionado hospital vallisoletano.

Votación
2 votos
Etiquetas
Alemania Valladolid Rubiá Comarca de Valdeorras