: El hombre que escuchaba la radio pereció al inhalar los gases del coche

Un septuagenario de Verín llevaba años siguiendo una particular costumbre que al final lo ha llevado a la muerte

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

A José le gustaba escuchar cada tarde de domingo los partidos de fútbol dentro de su coche. Y dentro de su garaje. Este septuagenario de Verín llevaba años siguiendo una particular costumbre que al final lo ha llevado a la muerte.

Un fallo en el motor de su viejo Renault 11, con más de veinte años de antigüedad, parece haber sido el motivo por el que el hombre se intoxicó con el humo del vehículo y perdió el conocimiento minutos antes de que el recalentamiento del motor incendiase los neumáticos del automóvil y terminase provocando una explosión que incendió la vivienda.

José Ramos Martínez fue la única víctima de un grave suceso que pudo incluso tener peores consecuencias y que, según sospechan los investigadores de la Guardia Civil, se debió a un accidente fatal.

Sin apagar el motor

Los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde del domingo, cuando la víctima entró con su coche en el garaje dispuesto a poner en marcha el ritual que seguía durante toda la temporada de Liga. Sin apagar el motor, y con la calefacción encendida, puso en marcha la radio y se dejó llevar por los sobresaltos de los distintos partidos hasta que, según se sospecha, se desvaneció debido a la respiración del monóxido de carbono.

Después vinieron el incendio y la explosión, y los bomberos ya solo pudieron rescatar sus restos horas después, tras sofocar las llamas que destrozaron la totalidad del edificio, situado en el número 37 de la aldea de Vilela, a unos tres kilómetros del núcleo urbano de Verín. El cadáver de José permanecía en el asiento del conductor. No le dio tiempo a escapar.

Salía humo

Una vecina del fallecido fue la primera en dar la voz de alarma de lo que había ocurrido. Observó que la persiana del bajo en el que José guardaba su automóvil a diario estaba bajada, pero se percató de que salía mucho de su interior, por lo que dio aviso a los servicios de emergencia. Cuando los equipos de extinción llegaron al lugar ya se había producido la explosión. Ayer los vecinos de Verín estaban conmocionados por lo ocurrido.

Más información

 

Saber más...