Quejas en el PSOE contra Caballero por el IBI a la Iglesia y los cargos de Carmela Silva

Se investiga si el alcalde de Vigo llamó «payaso» al regidor de Caldas, Juan Manuel Rey, durante el cónclave socialista

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El goteo de cartas de militantes del PSOE de al menos ocho agrupaciones de la provincia de Pontevedra se mantiene tras el congreso del pasado sábado. En las misivas se solicita al secretario provincial, Santos Héctor Rodríguez, que compruebe si el alcalde de Vigo, Abel Caballero, llamó «payaso» al regidor de Caldas, Juan Manuel Rey, durante el cónclave, una actitud que, según los estatutos del partido, conllevaría una sanción.

La primera carta que trascendió fue la de un destacado afiliado de A Illa, que no se trató en la ejecutiva del martes. Pero tras esa se enviaron otras y al menos seis procedentes de Pontevedra. Una de las más duras parte de la agrupación de Vila de Cruces. En ella no solo se critica el comportamiento de Caballero en el congreso y se solicitan disculpas públicas, sino que se cuestiona su postura al negarse a cobrar el IBI a los bienes de la Iglesia que no estén destinados al culto.

Una posición que, según el cargo del partido que firma la misiva, supone no solo un incumplimiento de una «instrucción clara» de la ejecutiva federal, sino una desautorización al secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, que «vemos con asombro».

Los socialistas de Vila de Cruces aprovechan la ocasión para recordar a Santos Héctor Rodríguez que la diputada y concejala de Vigo Carmela Silva está incumpliendo el artículo 73 de los estatutos «por acumulación de cargos institucionais de elección directa».

Por su parte, el presidente del PP en Vigo, José Manuel Figueroa, se refirió ayer al incidente del congreso del PSOE, según informa Juanma Fuentes. «Nosotros, en Vigo, tenemos un partido unido y ellos dan ejemplo de lo contrario. Solo les pido que defiendan los intereses generales, pero es difícil viendo cómo se insultan».

«La imagen es una anécdota y su importancia pequeña, pero sí deja claro que si una persona, Caballero, es capaz de mentir en cosas evidentes, ¿qué no estará haciendo en otras cosas importantes para la ciudad?», dijo Figueroa.