Un cura rechazó bautizar a una niña al creerla engendrada «in vitro»

El sacerdote ejerce en varias parroquias del concello de Mondoñedo

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Un sacerdote que ejerce en varias parroquias del municipio lucense de Mondoñedo, rechazó bautizar a una niña alegando que había sido fecundada in vitro. Así lo confirmaron distintas fuentes, aunque el párroco declinó realizar ningún tipo de comentarios cuando ayer se puso en contacto con él esta redacción.

La familia afectada, absolutamente indignada y molesta por lo sucedido, prefiere permanecer en el anonimato, aunque explicaron que están muy dolidos por el comportamiento del sacerdote. Al parecer, cuando le solicitaron fecha para bautizar a la niña, el cura, sin mediar más explicación, les respondió que eso no era posible porque se había enterado de que la criatura fue concebida por fecundación in vitro y que la Iglesia no admitía que se administrara el bautismo en estos casos.

Al parecer, la familia no había comentado en ningún momento al párroco si habían recurrido o no a una técnica de reproducción asistida como la mencionada, considerando que es este un aspecto que pertenece a su vida privada que no le atañe a nadie, y ayer, en conversaciones con este periódico, tampoco lo aclararon. Independientemente de ello, consideran intolerable la respuesta del sacerdote, sea o no cierto que recurrieron a este método de fecundación. También critican que el párroco se basara en comentarios de terceros para dar su respuesta.

La solución

En cualquier caso, los padres buscaron solución al problema que se les planteaba y optaron por bautizar a su hija con otro cura, que no les puso reparo alguno. El bautismo tuvo lugar hace pocos días, en otro municipio de la comarca cuyo nombre la familia prefiere omitir, al igual que la fecha en que se celebró el sacramento, para preservar su anonimato, insistieron. De hecho, la pareja señaló que ni siquiera comunicaron lo ocurrido con el sacerdote al Obispado para no dar más publicidad a unos hechos que les indignaron y causaron dolor y que, reiteraron, consideran que pertenecen a su ámbito privado.

El sacerdote de Mondoñedo, por su parte, declinó realizar ayer declaraciones a este periódico. Cuando se le llamó por teléfono para que explicara si fue o no verdad que negó el bautismo a la pequeña y para recabar su opinión, se limitó a manifestar: «No tengo nada que contarle a usted. Lo siento. Buenos días», y seguidamente colgó.

El Obispado

Ante la imposibilidad de contactar ayer con el obispo para aclarar el caso, el vicario general de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol, donde ejerce el sacerdote, señaló que desconocía por completo que el párroco aludido hubiese negado el bautismo a una niña y que necesitaba recabar información antes de pronunciarse al respecto. Aunque ayer al parecer no logró contactar por teléfono con el sacerdote, el vicario sí quiso poner sobre la mesa algunas cuestiones.

Argumentos

Este responsable del Obispado recordó, sin embargo, que de ser cierto lo sucedido los padres deberían hablar con alguien del Obispado o incluso recurrir a él, mismo para tratar el problema.

Asimismo, el vicario manifestó que «por suposto, a Igrexa na súa concepción da vida, defende o respecto á vida humana dende os seus comezos e non é partidaria da manipulación». En tercer lugar, señaló que «dado que os pais non respectaron esta concepción da vida, pero por outra parte queren bautizar, e dado que todo ser humano ten dereito a ser bautizado, o meu consello dende a práctica pastoral da Igrexa é que os pais busquen padriños axeitados que garanticen a educación cristiá desta nena».

En la comarca de A Mariña, al menos que se haya sabido, no se había producido un hecho de estas características hasta ahora, teniendo como argumento para negar el bautismo un método tan utilizado como la fecundación in vitro.