el proceso

Hallado otro sospechoso del crimen de las dos chinas en Pontevedra

Un juzgado ha solicitado al país asiático la extradición del hombre

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los investigadores policiales han localizado en una ciudad del este de China al que se considera el segundo de los autores de la muerte en Pontevedra de dos prostitutas chinas, un suceso que tuvo lugar en abril del 2009. De este modo, se han confirmado las sospechas que situaban a esta persona en su país natal.

Los indicios recabados por los encargados de este caso han permitido que el juzgado que instruye la causa haya solicitado, a instancias del fiscal jefe de Pontevedra, Juan Carlos Aladro, la extradición del presunto homicida a las autoridades chinas. Pese al avance en esta causa judicial, lo cierto es que son pocos los que consideran viable que China, finalmente, acceda a las pretensiones de la Justicia pontevedresa.

Y es que del tratado de extradición que tienen firmado los Gobiernos de China y de España están exentos los nacionales. A este respecto, estas fuentes remarcaron que este segundo sospechoso es de origen chino, por lo que, en principio, estaría al margen del contenido del citado acuerdo.

Pese al revés que puede suponer no contar con los dos supuestos autores materiales sentados en el banquillo de los acusados, todo parece indicar que la intención del juzgado y de la Fiscalía es la de celebrar, llegado el momento, un juicio con la única persona que ha sido detenida en relación con el doble asesinato. Se trata de Hai Jie Zhang, que permanece recluido desde hace casi dos años en un centro penitenciario.

Ayer, Juan Carlos Aladro confirmó no solo la solicitud de extradición, sino que explicó que se le imputan a este individuo dos delitos de homicidio. En este sentido, dejó claro que el cargo de asesinato «aparece recogido en el Código Penal en el apartado titulado Del homicidio y sus formas. El asesinato es, por tanto, un homicidio».

Asimismo, el fiscal descartó que, a priori, se le fuera a imputar otro tipo de cargos, como pueden ser el robo o el allanamiento de morada. En este sentido, fuentes próximas a la investigación apuntaron que no se encontraron indicios de que la puerta de acceso al piso de Amado Carballo hubiera sido forzada. Esta circunstancia acrecienta la tesis de que las víctimas, o al menos una de ellas, y sus verdugos se conocían.

El piso estaba revuelto

De este modo, el 29 de abril del 2009, la Policía Nacional descubrió los cadáveres de las dos asiáticas en el piso que compartían y en el que, aparentemente, ejercían la prostitución. El hallazgo se produjo después de que un conocido de las mujeres hubiese interpuesto una denuncia por desaparición en la comisaría. Todo el interior de la vivienda estaba revuelto.

Ambos cuerpos estaban en habitaciones diferentes. Una de las víctimas, que apareció maniatada junto a uno de los laterales de la cama, había sido asfixiada mediante la colocación de una cinta adhesiva o similar tapándole los orificios de la nariz y de la boca.

Su compañera fue estrangulada en otro de los dormitorios, y su cadáver se encontraba semioculto por las ropas de la cama.

La Policía Nacional de Pontevedra, con la colaboración de agentes venidos de Madrid, empezaron entonces una ardua investigación que dio sus frutos a mediados del 2010. Entre abril y mayo fue arrestado Hai Jie Zhang, de 34 años, en Murcia, y también se identificó a una segunda persona de su misma nacionalidad. Sin embargo, esta última habría conseguido huir a China antes de que los agentes consiguieran detenerla.

Comunicación a la Interpol

Se cree que en todo este tiempo no se ha movido del país, ya que sobre él se ha dictado una orden internacional de detención de la que se ha dado cuenta a la Interpol: «Sería arrestado nada más se tuviera constancia que está en otro país con el que España tuviera un convenio de extradición», apuntó uno de los agentes de la comisaría.

En cuanto a su presunto cómplice en los hechos, Hai Jie Zhang, se encuentra a la espera de que se formalicen las acusaciones contra su persona. Mientras no llega ese momento, su representante legal mantiene su inocencia. Ya en el año 2010 aseguró que, a la larga, «quedará claro que no hay ninguna prueba en su contra».

Un jurado tendrá la última palabra

Nueve ciudadanos anónimos serán los encargados de determinar si Hai Jie Zhang es culpable o inocente del doble crimen de la calle Amado Carballo. Dadas las imputaciones que pesan sobre su persona, que podrían acarrearle cuatro décadas de reclusión entre rejas, su juicio se celebrará por el procedimiento del jurado popular. De este modo, tendrá que comparecer en la Audiencia Provincial de Pontevedra para responder de todas las imputaciones. Aunque tal vez tenga que pasar antes por el Pazo de Xustiza pontevedrés. Y es que dentro de algo más de un mes se cumplen los dos años de estancia en prisión preventiva, por lo que tendría que celebrarse una vista para prorrogarse o no esta situación.

Dos policías entran en el portal del edificio donde se cometió el crimen, el 29 de abril del 2009. capotillo
Saber más...