EL FUTURO DEL BNG

Once grupos nacionalistas abren contactos para confluir

El sector de Máis Galiza que permanece en el Bloque reclama una cumbre para equilibrar cargos y mensajes en el frente

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Encontro Irmandiño (EI) que lidera Xosé Manuel Beiras ha comenzado a realizar los primeros contactos con otras pequeñas formaciones de carácter nacionalista con el fin de conformar una plataforma «de criterio amplo». Aunque dichas conversaciones se han limitado de momento a comprobar la disposición a conformar dicha alianza, fuentes participantes en las mismas señalan que hasta diez formaciones estarían ya inmersas en esos contactos previos.

Los irmandiños y Máis Galiza (+G) serían la estructura básica de la citada plataforma, que de entrada tendría una clara intención electoral. Los contactos entre las dos formaciones se produjeron incluso antes de la asamblea en la que se materializó la escisión de la antigua corriente del Bloque, y a dicha relación se atribuye la amplia participación de irmandiños en la propia asamblea de Máis Galiza. «Eu vexo xente aquí que non é de Máis Galiza», llegó a asegurar al comienzo de la cita celebrada el pasado domingo el propio Carlos Aymerich, aludiendo a una posible afiliación de última hora de integrantes de la organización de Beiras para inclinar la balanza hacia la escisión del BNG.

Además de EI y Máis Galiza, en la ronda de contactos habrían entrado el Partido Nacionalista Galego-PG, Esquerda Nacionalista, Espazo Ecogaleguista y Nova Esquerda Socialista, además del grupo que acaba de causar baja en el PSOE vigués y otras siglas de corte más izquierdista como Frente Popular Galega, PCPG, Movemento pola Base, Causa Galiza, Foga (creada por exsindicalistas de la CIG) y Nacionalistas de Marín.

Elecciones autonómicas

Participantes en dichas conversaciones mantienen que el proyecto de confluencia del nacionalismo al margen del Bloque quedaría interrumpido por la proximidad de las elecciones autonómicas, por lo que una de las primeras iniciativas será la de analizar la posibilidad de crear una coalición electoral. Algunos de los participantes en el diseño de la estrategia abogan por ofertar incluso a Esquerda Unida la posibilidad de una alianza para los comicios gallegos, en el afán de concentrar lo más posible el voto ajeno a las grandes formaciones políticas de la comunidad.

Mientras dichas fuerzas dan los primeros pasos hacia una posible unión, los antiguos integrantes de Máis Galiza retomarán las conversaciones con su militancia para reorganizar el grupo y explorar la posibilidad de crear una nueva corriente dentro del BNG. Carlos Aymerich, hasta el pasado fin de semana coordinador de Máis Galiza, manifiesta haber recibido la petición de militantes independientes del Bloque de participar en la construcción de un nuevo grupo interno para evitar que sea la UPG la única formación organizada dentro del frente nacionalista.

Aymerich es partidario de reclamar la celebración de una nueva asamblea o convención electoral en el BNG, para proceder a un reparto de cargos y puestos en la organización entre los dos grupos mayoritarios de la formación para plasmar de manera real la pluralidad del frente.

«Eu vexo xente aquí [en la asamblea de Máis Galiza del domingo] que non é de Máis Galiza»

Carlos Aymerich

Saber más...