Los viajes a Barajas caen un 5 %, pero crecen un 122 % en Oporto

En seis años, Peinador y Alvedro perdieron 211.000 usuarios con Madrid

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los vuelos entre Galicia y Madrid son la columna vertebral de los tres aeropuertos gallegos. Prácticamente uno de cada dos pasajeros que utilizan la red aeroportuaria gallega de hecho se mueve en esa relación. Pero a esa reserva de usuarios se ha sumado el aeropuerto de Oporto con tal decisión que cuenta ahora con 244.099 pasajeros más que hace seis años en la ruta entre el Sá Carneiro y Barajas.

Comparando con el 2006, los tres aeropuertos gallegos tienen ahora una demanda del 5,4 % menor en los vuelos a Madrid, mientras que en el mismo período de tiempo la terminal de Oporto ha subido un 122,3 % en dicha relación aérea. El cambio ha sido tan notable en la tablilla de operaciones del aeropuerto luso que Barajas ha pasado de ser el sexto destino en número de usuarios en el 2006 al segundo en la actualidad, por delante incluso de Lisboa, Londres-Stansted o Fráncfort, y quedar en volumen de pasajeros solo por detrás de París-Orly. Iberia, TAP, pero sobre todo Ryanair nutren dicha relación entre el Sá Carneiro y Barajas.

El efecto del bajo coste

El desembarco de las compañías de bajo coste -en Oporto mueven al 54 ,1 % de sus pasajeros- ha cambiado la distribución de los viajes a Madrid desde el noroeste de la Península.

Aunque el conjunto de Galicia ha caído en esa relación, la irrupción de las low cost en Lavacolla han llevado a remontar el vuelo en las rutas a la capital de España. En el 2008 Peinador era aún el aeropuerto gallego con más tráfico a Madrid, pero esa condición está ahora en manos de Lavacolla, que en los últimos seis años ha aumentado en un 13,74 % los usuarios de la ruta con Barajas. Peinador ha perdido en la misma relación un 19,17 y Alvedro otro 12,07 %. Entre las dos terminales mueven en la actualidad 211.379 personas menos que en el 2006.

Tras el éxito de su apuesta por Madrid, la dirección del Sá Carneiro ha redoblado su oferta hacia otros destinos peninsulares como Barcelona, cuyos resultados son especialmente celebrados en la terminal lusa.

Barcelona se dispara

De nuevo el efecto de Ryanair ha hecho disparar allí una línea antes solo en manos de la TAP, haciéndola crecer un 358,5 % desde el 2006, mientras solo Lavacolla resiste el tirón en Galicia, con una subida del 27,2. Peinador vuelve a ser la terminal más afectada por la doble competencia que en su potencial territorio de influencia ejercen Oporto y Santiago con las líneas de bajo coste que Vigo no tiene en su tablilla. Por ello ha perdido un 12,8 % de clientes en sus vuelos a Barcelona, mientras en A Coruña el descenso solo ha sido del 3,8 en los seis años estudiados.

Valencia es ahora la nueva apuesta hispana del Sá Carneiro, que el año pasado movió con dicha ciudad casi cien mil pasajeros que, como en los casos de Madrid y Barcelona, proceden en muchos casos de Galicia, origen de 720.000 de los seis millones de usuarios de la terminal lusa. Acuden al aeropuerto del país vecino atraídos por sus precios y la gran oferta de destinos conseguida.

Comentarios
 
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión