La Xunta quiere sanear rías y ríos y no autorizará nuevos presas o minicentrales

El Gobierno gallego ha finalizado la tramitación autonómica del Plan Hidrológico Galicia Costa, con una inversión superior a los 1.000 millones hasta 2015.


La Xunta ha finalizado la tramitación autonómica del Plan Hidrológico Galicia Costa, al aprobar la propuesta que contempla invertir más de 1.027 millones hasta el 2015 y ampliar la protección de los ríos, con 889 kilómetros, pero no incluye autorizar nuevos embalses, presas o minicentrales.

Así lo han anunciado hoy en rueda de prensa tras la reunión del Consello el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, quienes han destacado el compromiso del Gobierno con las infraestructuras hidráulicas un contexto de crisis al ultimar este plan, el tercero, tras el balear y catalán, de los 26 que ha de preparar España.

El plan, definido por Núñez Feijoo como «completo» y «dotado», cuenta con más de 600 medidas y los objetivos «claros» de sanear las rías y ríos de competencia exclusiva de Galicia, los que nacen y finalizan en la Comunidad, antes del año 2016, por lo que ahora espera a su aprobación por decreto en Consejo de Ministros.

De hecho, el plan prevé una protección de los ríos que multiplica por 10 la del anterior plan de 2003, con 889 kilómetros frente a 84.

De esta manera, el documento planifica la gestión de la demarcación Galicia-Costa, con más del 10 % de los recursos hídricos el Estado, e incluye una superficie de estudio de 13.000 kilómetros cuadrados, con la definición de 462 masas de aguas superficiales (70% en buen estado) y 18 subterráneas (100%).

Para garantizar el buen estado ecológico de todas, el plan reserva hasta el 2015 un total de 418 millones con el objetivo de mejorar los sistemas de saneamiento y depuración, promover el uso sostenible del agua y satisfacer adecuadamente su demanda, para lo que prevé movilizar 75 millones de euros.

La política que empapa este Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica Galicia Costa aspira a la «prudencia» y a la «clara voluntad» de restringir «al máximo» los nuevos aprovechamientos hidroeléctricos.

Así, «en ningún caso» se otorgarán concesiones que supongan la implantación de nuevos obstáculos transversales en una masa de agua superficial, es decir, una presa, y las solicitudes de modificación de concesiones hidroeléctricas que impliquen su modernización serán objeto de valoración, siempre que no modifiquen el vaso de agua embalsada, que no aumenten su capacidad de almacenamiento.

Según la Consellería de Medio Ambiente, estas restricciones obedecen a un cambio en la perspectiva con que esta administración ejerce sus competencias y contempla el acuerdo unánime en el Parlamento en este sentido.

El plan, «más realistas y conservacionista», explica Hernández, establece además el régimen de caudales hidrológicos, de manera que se pueda mantener de forma sostenible la funcionalidad y estructura de los ecosistemas, por lo que a expensas de su determinación tras la realización de diversos estudios que se prevé finalicen este trimestre, será de aplicación el 10 % del caudal medio anual.

Ello es de «obligado cumplimiento», ha indicado el conselleiro sobre la revisión y el control que realizará Augas de Galicia desde principios del próximo año.

Galicia-Costa cuenta con un recurso de 11.532 hectómetros cúbicos anuales, de los que está regulado un 6% (678), frente al 49% nacional.

El texto incluye también un registro de zonas protegidas y, entre sus novedades, figura la creación de las relativas a la captación de agua potable para consumo humano y delimitación de 13 reservas naturales fluviales, que se corresponden con cabeceras de ríos.

Según el conselleiro, Galicia Costa será «más sensible» a los fenómenos meteorológicos adversos, como la sequía, ámbito al que se refirió al asegurar que el 2011 es el segundo año más seco de la historia de Galicia, tras 1990.

No obstante, no existe en este momento una situación de emergencia ni «alarmante» en los sistemas de abastecimiento, aunque sí «preocupante», por lo que mañana se reunirá la comisión que estudia la sequía para contemplar alternativas si continúa.

Hernández ha pedido un consumo responsable del agua, pues existen garantías de suministro para algo más de cuarenta días, «y esperar a que llueva».

Votación
10 votos
Etiquetas
Consejo de Ministros Alberto Núñez Feijoo Xunta de Galicia Agustín Hernández Augas de Galicia Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas Hidroeléctricas