Casi un tercio de los maestros secundan el paro en la enseñanza

El seguimiento fue muy desigual en Galicia, y en secundaria bajó al 15 %.


santiago / la voz

Pese a la masiva manifestación con la que los sindicatos educativos calentaron motores el pasado día 9 de septiembre en Santiago en contra de la reforma del horario de los profesores gallegos, la huelga de la enseñanza convocada ayer en toda la comunidad registró una incidencia desigual. Casi uno de cada tres maestros la secundó, según los datos de la Administración (más de un 29 % de seguimiento), una cifra que cayó al 15 % en la etapa de secundaria. En global, el seguimiento fue de un 21,98 %.

Los sindicatos que convocan las protestas -CIG, CC.?OO., UGT, ANPE, STEG y CSI-CSIF- cifraron el seguimiento en un 75 %, aunque un recorrido por los colegios e institutos gallegos dejaba escenarios desiguales, con colegios prácticamente desiertos, pero otros en donde apenas se notó la jornada de huelga. Por provincias, en las del sur la incidencia fue superior, con un 26 % en Ourense y casi un 25 % en Pontevedra; mientras que Lugo, con apenas un 17 % del profesorado de huelga, presentó la cifra más baja.

Es curioso que aunque en este caso el motivo de las movilizaciones afecta directamente a las condiciones del profesorado, el paro convocado en el 2010 contra el decreto del plurilingüismo tuvo más seguimiento.

Segunda marcha del curso

En la capital de Galicia los docentes volvieron a salir a la calle y de nuevo colapsaron el centro de Santiago. Miles de manifestantes de toda la comunidad -unos 2.500 según el Concello, gobernado por los populares, y 15.000 según los sindicatos- protestaron por el incremento del horario lectivo del profesorado, que en el caso de los maestros pasa de 21 a 25 horas semanales, y por la asignación de tareas a los docentes que no les corresponden, como la custodia del alumnado que utiliza el transporte escolar.

La marcha volvió a tener dos protagonistas indiscutibles, sendos cabezudos disfrazados del presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, y su conselleiro de Educación, Jesús Vázquez. Este último fue el más coreado durante todo el recorrido, ya que los manifestantes pidieron su dimisión en innumerables ocasiones, animando al presidente de la Xunta a llevar a cabo la destitución, «Feijoo, austero, recorta ao conselleiro», gritaban. El encargado de leer el manifiesto final, ante la sede de la Consellería de Educación, fue el profesor y escritor Xabier Docampo. El docente criticó el recorte de mil puestos de trabajo en infantil y primaria, y la propuesta unilateral de la consellería «que afonda no desprestixio da función docente».

Los manifestantes lamentaron que la Xunta aluda a gestionar de forma eficiente los recursos, mientras se desperdician libros por estar escritos en gallego, en relación a la aplicación del decreto del plurilingüismo, o se recorte «constantemente na pública». Mientras los docentes recorrían las calles, los sufridos conductores aguantaban el atasco, en ocasiones hasta solidarizándose con las demandas del colectivo. «Soy madre de dos niños y apoyo las protestas, uno de mis hijos está sin tutor porque está de baja y no han cubierto su puesto, pero claro, quien más lo sufre son los niños», señalaba una madre. Los sindicatos avisaron ya que continúan las protestas, la próxima el 27, con huelga en toda la enseñanza.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
Alberto Núñez Feijoo Huelga UGT Xunta de Galicia Empleo Transporte CIG Consellería de Educación Transporte escolar CSIF Lugo