El juez aparca el caso de los controladores para valorar nuevas pruebas

La defensa asegura que Aena ocultó el exceso de horas mediante una trama


santiago / la voz

El caso abierto contra los controladores de Lavacolla implicados en el caos aéreo que colapsó España el pasado mes de diciembre dio ayer un inesperado giro. El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago decidió aparcar de forma indefinida la toma de declaraciones a los encausados al aparecer nuevas pruebas documentales presentadas por la defensa.

«La nueva información sobre el caso es tan clara y tan palmaria que, a petición de las partes, se ha decidido suspender sine die el proceso para volver a valorarlo». Diego Salmerón, uno de los abogados de la defensa se pronunciaba así a la salida del juzgado en la capital gallega.

Según su versión sobre el proceso, las nuevas pruebas, suministradas por una fuente «anónima con cargo de conciencia», acreditan documentalmente que se incumplió la jornada laboral de los controladores y que, posteriormente, trató de ocultarse.

Sin ahondar en más detalles, el letrado precisó que se trata de documentos de la propia Aena en los que se certifican las irregularidades. Salmerón acusó al organismo estatal de urdir una trama para confundir a la opinión pública y desacreditar socialmente al colectivo de trabajadores. «Va a haber un antes y un después en este caso», aventuró ayer el abogado. Preguntada al respecto, Aena aseguró desconocer el alcance de las nuevas pruebas y recordó que, de momento, hay una sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Santiago del pasado mes de abril en la que se falla que el cómputo de horas efectuado por Aena era correcto y en la que se concluye que el abandono de los puestos de trabajo por parte de los controladores, un hecho que causó graves perturbaciones al tráfico aéreo, no tenía justificación alguna.

Votación
35 votos
Tags