La Xunta abre expediente a 87 alojamientos ilegales y el sector pide contundencia

la voz

La Xunta ha levantado acta de infracción a un total de 87 establecimientos en la comunidad en tan solo un mes tras realizar cerca de 1.200 visitas a otros tantos locales hosteleros. Sin embargo, el Gremio de Hoteleiros de Galicia exigió ayer más contundencia a las autoridades públicas en la localización y sanción de aquellos locales que incumplen la normativa vigente. De hecho, el gremio de hoteleros afirma que los alojamientos ilegales están creciendo «exponencialmente» y que las zonas más afectadas son las Rías Baixas -donde según los hosteleros la oferta ilegal llega a triplicar a la reglada- , la Costa da Morte y Compostela, donde los hosteleros cifraron en más de 3.000 las plazas ilícitas.

La Xunta solicitó ayer la colaboración de los propios profesionales del sector para que denuncien ante la Administración los casos que conozcan. En total, Turismo ha levantado 270 informes y 846 actas de constancia sobre alojamientos que no cumplen con la normativa.

El Gremio de Hoteleiros de Galicia, por su parte, califica de «insuficientes e ineficaces» las actuaciones de la inspección, y afirma que la proliferación de este tipo de establecimientos fomenta la economía sumergida, la competencia desleal, una imagen «nefasta» de Galicia como destino turístico e incluso un problema de «inseguridade» ante la total «ausencia de control» de los usuarios de este tipo de establecimientos.

El refugio, Internet

Los hosteleros denuncian que este tipo de prácticas tan dañinas para el sector han encontrado su nicho en la oferta anunciada a través de Internet, por lo que Turismo afirma que su plan de actuación pasa por revisar tanto los anuncios en la Red como los aparecidos en la prensa y carteles -especialmente en el Camino-. También se comprometen a revisar la publicidad de la capacidad de los alojamientos y las condiciones de los cámpings.

Votación
2 votos