Imagen:La última acampada. En el Obelisco de A Coruña aguantan unas decenas de personas. Pese a que parte del movimiento 15-M se desvinculó de estos asentamientos, los acampados coruñeses no tienen pensado abandonar.

El nuevo asalto de los indignados

El colectivo prepara movilizaciones en Galicia para los próximos meses


redacción / la voz

Parecían desaparecidos desde que se desmantelaron las grandes acampadas. A aquellos miles de personas que se llegaron a concentrar en las plazas de ciudades y pueblos de Galicia solo se les recordaba cuando se terciaba algún incidente con la policía. Estos casi tres meses han sido un largo camino de trabajo a pie de calle y desarrollo de propuestas. Con el 20-N en el horizonte, se aguardan unos meses cargados de concentraciones y trabajo para que la opinión pública sea consciente de que el 15-M no fue un espejismo.

El pasado sábado, Lugo fue el epicentro de la indignación gallega. Allí se celebró el III Foro Galego de Acampadas, en el que representantes de los colectivos de las siete ciudades gallegas establecieron nuevos objetivos a nivel autonómico. Cada ciudad (o nodo, como se conoce en el argot «indignado»), llevó a Lugo varias propuestas, previamente aprobadas en sus asambleas. Se cumplió el objetivo de llegar a un acuerdo para promover una iniciativa legislativa popular (ILP), que llegue al Parlamento gallego. Josito, uno de los responsables de Acampada Lugo, afirma que en este tercer encuentro se comenzaron a establecer cauces de actuación. «Nos anteriores encontros viuse que estabamos un pouco verdes, pero estamos xa asentándonos e preparados para actuar», dice respecto a los dos foros previos.

Al igual que Josito, Mada Vaamonde, componente de Democracia Real Ya de A Coruña, aporta su tiempo para mejorar las cosas. «No es que la situación no mejore, sino que tiene toda la pinta de ir a peor». Mada recuerda que si todo sigue así, el apoyo popular será mayor: «Cada vez hay más colectivos que tienen razones para indignarse». Respecto al adelanto electoral, no duda en que la fecha se ha escogido de forma premeditada: «Colocar las elecciones un 20-N tiene un objetivo claro. Se quiere recuperar a toda esa izquierda descontenta apelando a épocas pasadas». Además, es de esperar que no dejarán pasar el tren del oportunismo para captar votos: «Estoy segura de que muchas propuestas de los grandes partidos serán un copia-pega de nuestras premisas», advierte Mada.

No crearán un partido político

La idea de concurrir a las elecciones está descartada. «No tiene sentido», afirman. «Lo que nos une son los cinco millones de parados, las personas que están en una situación muy difícil y el rechazo a una clase política artificial que vive a años luz de los ciudadanos». Sus próximos objetivos se orientan más a crear una plataforma jurídica para aumentar la efectividad de sus acciones.

Mientras se desarrollan los objetivos a gran escala, no abandonan las iniciativas que día a día contribuyen a mejorar las cosas. Los colectivos de varias ciudades gallegas colaboran con el Banco de Alimentos en iniciativas como la Operación Kilo y ayudan a los afectados por los desahucios. Organizan charlas informativas sobre materias muy diversas y crean publicaciones como Voces Indignadas, de Lugo, o Periódico Indignado», de Pontevedra.

Un hervidero de actividad y lecciones de ciudadanía muchas veces agredido por aquellos que ven peligrar sus privilegios.

Se celebrará una marcha convocada por Democracia Real Ya a nivel mundial

15-O

Sábado 15 de octubre

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
20-N Desahucios Democracia Real Ya Lugo ciudad El 20-N en Galicia Pontevedra ciudad A Coruña ciudad 15-M Parlamento de Galicia Banco de Alimentos Operación Kilo Comarca da Coruña Comarca de Lugo Comarca de Pontevedra