La Xunta elimina las ayudas a la ampliación de las viviendas que pasen de 140 metros cuadrados

El decreto también regula la subvención para remate de fachadas y cubiertas.


El Gobierno gallego aprobó ayer un nuevo decreto con el que pretende agilizar y facilitar la tramitación de ayudas para rehabilitar viviendas en núcleos rurales, cascos históricos y en el Camino de Santiago. El texto que unifica toda la normativa legal que regulaba la rehabilitación y simplifica los trámites burocráticos incorpora, entre otras novedades, una limitación en el acceso a las ayudas para obras de ampliación que la Xunta vincula a la superficie de las casas. Así, las que superen las dimensiones máximas de la vivienda protegida, que son 140 metros cuadrados, no podrán percibir recursos públicos.

El decreto también regula la subvención para remate de fachadas y cubiertas. Para evitar que se beneficien los propietarios de viviendas todavía en construcción, se exigirá que la casa haya sido habitada durante un mínimo de cinco años. Las ayudas consistirán en subvenciones a fondo perdido de hasta 6.600 euros en el caso de remate de fachadas, y de un máximo de 8.600 si son para reconstrucción de edificios y casas.

Agrupaciones forestales

La Xunta dio luz verde al decreto que regula el fomento de las agrupaciones de propietarios forestales, con el propósito de facilitar una gestión más eficiente y rentable del monte, lo que contribuirá también a la prevención de incendios. Los propietarios cederán de forma voluntaria los derechos de uso a la sociedad por un plazo mínimo de 25 años. Las sociedades dispondrán de incentivos que cubren hasta el 100% de los gastos.

Ahorro en absorbentes

Sanidade cifra en 5 millones al año el ahorro por la compra de absorbentes sanitarios y pañales para todos los centros del Sergas, un contrato hasta el 2013 al que destina 11,2 millones.

Votación
4 votos