Aena llevará a los controladores ante la Justicia por «boicotear» Lavacolla

Tres vuelos cancelados y cinco retrasos por la falta de empleados, que dicen superar las horas legales de trabajo


santiago/la voz.

Los cierres parciales del espacio aéreo gallego por la ausencia de controladores que supuestamente han excedido las horas legales de trabajo provocaron desde la noche del domingo la cancelación de tres vuelos en Santiago -recuperados en la mañana del lunes- y cinco retrasos en Vigo y A Coruña, según los datos facilitados por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena). La guerra abierta que mantiene este colectivo de empleados -el mejor remunerado en el sector público- con el ente dependiente de Fomento amenaza con prolongarse en el tiempo y generar nuevos perjuicios en un servicio de transporte esencial. Los controladores advierten de que continuarán con los paros parciales en Santiago al haber 10 de 28 trabajadores que han excedido el tope máximo de horas que establece la normativa vigente (1.670). Una estrategia que afectará al resto de los aeródromos gallegos porque desde Lavacolla no solo se supervisan los aterrizajes y despegues en la ciudad, sino las aproximaciones a Alvedro y Peinador.

Aena anunció ayer que emprenderá acciones legales contra los controladores por una ausencia injustificada del puesto de trabajo que supone un «boicot» a Lavacolla. El ente asegura que en Santiago no acudieron a sus puestos tres trabajadores y advierte de que ninguno de ellos había excedido el número de horas. «A dos les faltaban 300 horas para llegar al tope y a otro 150», explicaron ayer desde Aena. Fomento acusa a los trabajadores de impulsar una movilización laboral encubierta y cimentada sobre falsedades. Aena recuerda que la ausencia injustificada del puesto de trabajo que tenga como consecuencia una alteración del tráfico aéreo es una infracción «muy grave» que podría ser una causa de despido, tal y como recoge la Ley 9/2010 del 14 de abril. El propio presidente de Aena, Juan Ignacio Lema Devesa, ya anunció el pasado sábado que, en caso de ausencia sin una explicación razonable, el ente adoptaría las medidas legales oportunas. El colectivo de controladores ha cumplido con sus amenazas. Y en contra de lo que dice Aena, asegura que no existen dudas de que hay trabajadores que han excedido el número de horas.

«Esto irá a peor»

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), que mantuvo ayer en Santiago una reunión, advirtió de que el conflicto «irá a peor» en la medida en que cada vez habrá más trabajadores que irán quedándose sin horas, y advirtió a Aena que no permitirá ningún tipo de sanción a los compañeros de Santiago que se niegan a hacer más horas anuales de las que estipula la ley porque, de lo contrario, habrá una respuesta contundente.

Votación
20 votos