Un juez imputa al ex alcalde de Porto do Son por fraude de subvenciones

El popular Manuel Tomé justificó 5.000 euros de un viaje de la tercera edad a un balneario que nunca se realizó


noia/la voz. 26/11/2010 02:00 h

El pago de un viaje de la tercera edad al balneario de Arnoia con una subvención de la Diputación de A Coruña que nunca llegó a realizarse es el motivo por el que el juzgado de Noia ha abierto una investigación en la que están imputados el ex alcalde de Porto do Son, el popular Manuel Tomé Piñeiro, una concejala de su grupo de gobierno y un trabajador de la empresa de autobuses Autos Dosil S.?L.

Fue un informe de la interventora municipal, fechado el 15 de febrero del 2010, donde se ponía de manifiesto que «as empresas Caldaria Termalia S.?L.?U. e Autos Dosil obtiveron os ingresos reflectidos nas facturas en concepto de prestación de servizos non realizados, con quebranto para a facenda local».

Según consta en el mismo documento, los más de 5.000 euros a los que ascendía la ayuda «deberían ser reintegrados xunto cos intereses de demora», y advertía el texto de que los hechos podían ser susceptibles «de infracción administrativa, contable o penal».

En el mismo informe de intervención figura que el 14 de octubre del 2009, el entonces alcalde, Tomé Piñeiro, manifestó que «cumpriuse a finalidade da subvención mediante a realización da actividade», adjuntando la memoria correspondiente y ratificando que dicho viaje al balneario ourensano de Arnoia tuviera lugar entre los días 8 y 9 de octubre del mismo año.

Ejecución de pagos

Llegados a este punto, otro de los detalles que se conoció en la jornada de ayer fue la fecha en la que se formalizaron los pagos de esta excursión, que, según fuentes oficiales del actual ejecutivo local, nunca llegó a concretarse estando Tomé como alcalde.

Sobre esto, uno de los aspectos que ha disparado todavía más las suspicacias sobre este presunto delito de fraude es que el pago a ambas empresas se realizó el 15 de octubre del 2009. Es decir, tres días antes de que el actual gobierno sonense ocupara las dependencias municipales tras la moción de censura presentada por el PSdeG y el BNG, que echó de la alcaldía a Tomé Piñeiro.

Ya con el actual grupo de gobierno presidiendo la corporación, la institución municipal requirió a ambas firmas los importes abonados. Por lo que respecta a Caldaria Termalia S.?L.?U., la devolución de los poco más de 4.000 euros fue inmediata, según explica el actual regidor, Pastor Rodríguez. Otro caso diferente es el de Autos Dosil S.?L., a la que fue necesario realizar un segundo requerimiento para que ingresara los 1.200 euros en las arcas sonenses.

Fue el actual alcalde de Porto do Son quien dio a conocer estos hechos después de que el juzgado noiés lo citara para declarar en calidad de testigo. El mismo regidor quiso aclarar que su gobierno nunca «formulou querela contra ninguén pero á vista do informe da interventora dei conta á Fiscalía dos feitos».

Silencio

El ex alcalde del PP imputado, Manuel Tomé Piñeiro, no quiso hacer declaraciones tras hacerse pública la investigación, remitiendo un escrito en el que evita concretar cualquier cuestión relacionada con el caso: «Por respecto a dito órgano xudicial non se aportará dato algún en tanto se atopen vixentes as correspondentes dilixencias».

Sin embargo, en otro apartado de la nota arremete contra el actual ejecutivo al señalar: «Algún membro do actual grupo de goberno atópase na actualidade procesado polas súas prácticas na xestión pública de Porto do Son, e a Fiscalía coñece tamén diversos aspectos relacionados co seu traballo ao longo dos últimos anos».

Votación
11 votos