Portugal obliga a los extranjeros a llevar dispositivos en sus coches para pagar los peajes

Los foráneos solo podrán utilizar el denominado chip que transmite los datos bancarios del usuario a su paso por los pórticos de control.


redacción/vigo.

El Gobierno de Portugal ha decidido excluir a los automovilistas extranjeros de la posibilidad de pagar los peajes de sus autovías en bancos y oficinas de correos, como en cambio sí podrán hacer los propietarios de vehículos con matrícula lusa. La sorpresiva decisión fue conocida ayer a través del Diario da República (el boletín oficial del Estado portugués), que da cuenta de la ley que regulará el cobro por la utilización en los viales hasta ahora gratuitos y que en breve comenzarán a contar con peajes automáticos.

La citada normativa indica expresamente que los extranjeros solo podrán optar por utilizar un dispositivo electrónico de matrícula, el denominado chip que transmite los datos bancarios del usuario a su paso por los pórticos de control de peaje; los aparatos de Vía Verde (similares a los del telepeaje español), y por último un dispositivo similar al anterior que tendrá carácter temporal y de prepago.

Los automovilistas extranjeros que circulen sin alguna de estas tres modalidades de identificación podrán ser sancionados con multas de entre 120 y 600 euros, aunque la ley ayer publicada deja la puerta abierta a importes mayores en base a disposiciones legales en materia de tráfico existentes en Portugal.

El Gobierno advierte que en la entrada de las autovías que pasarán a ser de pago (empezarán por las del norte) se indicarán las tarifas de cada uno de los tramos con peaje automático -en ningún caso contarán con cabinas de cobro manual- y los puntos de compra de los dispositivos más próximos. Tras la publicación de la ley, el Consejo de Ministros deberá ahora decidir el calendario de entrada en vigor de los peajes.

Votación
34 votos
Etiquetas
Consejo de Ministros Portugal Banca Tráfico