Galicia invertirá 1.600 millones para hacer de las tecnologías un motor económico

La Xunta pretende crear 12.000 empleos en el sector hasta el 2014 y elevar su peso en el PIB del 4,8 al 6%


santiago/la voz. 26/06/2010 02:00 h

El goteo de inversiones impulsadas en los últimos años por la Administración gallega para intentar sacar a la comunidad de los índices más pobres de España y Europa en acceso a las nuevas tecnologías toca a su fin. El Gobierno de Feijoo ha decidido concentrar en una estrategia global todos los esfuerzos que su propio Ejecutivo ha ido dispersando en distintos planes. El resultado de esa apuesta, que fue presentado ayer en sociedad con la denominación de Axenda Dixital 2014.Gal, movilizará 935 millones de inversión pública y 700 de participación privada para convertir el sector tecnológico en un motor económico del país.

Con la palanca de la mayor inversión realizada en Galicia en este ámbito, la Xunta se propone crear en los próximos cuatro años más de 12.000 puestos de trabajo, que contribuirán a incrementar en 800 millones la actividad económica en ese sector y a elevar su peso en el PIB gallego del 4,8% actual al 6% en el horizonte de conclusión del plan. Feijoo defendió ante decenas de empresarios y una amplia representación de la sociedad y las finanzas, encabezada por José Luis Méndez y Julio Fernández Gayoso, que se trata de un «investimento rendible» que también producirá «austeridade», en la medida en que ahorrará «trámites innecesarios e duplicidades», y facilitará el trabajo y la asistencia social.

Formación en tiempo de crisis

El presidente de la Xunta proclamó que, aunque la crisis podría justificar una actuación «cortoplacista», es precisamente esta coyuntura la que anima al Gobierno a «investir no futuro» con el reto de «superar a asignatura que todos temos pendente» y colocar a Galicia como una región de referencia en el uso de las nuevas tecnologías. Feijoo subrayó que la formación y capacitación en esta materia son elementos clave en una época en la que la crisis castiga con dureza el empleo.

En la actualidad, la comunidad ocupa los últimos lugares en acceso a banda ancha, con 14,8 líneas por 100 habitantes. El punto de partida es paupérrimo: 800.000 gallegos carecen de posibilidad de conectarse a Internet, un déficit que afecta al 30% de los centros sanitarios, al 25% de los educativos, al 10% de los juzgados, al 16% de las empresas y al 64% de las explotaciones agrarias. Para superar esa situación y extender las tecnologías e infraestructuras de banda ancha en las áreas social, empresarial y de las Administraciones públicas, la Xunta presentó en febrero un plan de 102 millones que ahora integra en la estrategia global, como los proyectos para informatizar las aulas y la Administración judicial.

Tanto Feijoo como la secretaria xeral de Modernización, Mar Pereira, pusieron en primer plano la vertiente social de un proyecto que contempla la puesta en marcha de un servicio de atención a las personas mayores y el fomento del hogar digital, definido por la Xunta como un «modelo no que se utilicen intensivamente os elementos de seguridade, confort e aforro enerxético baseados nas tecnoloxías da información».

Votación
5 votos