Imagen:

Veinte mil pontevedreses protestan por la delegación de la Xunta en Vigo

Los manifestantes consideran que la nueva distribución territorial «é un atentado contra a capitalidade»


Miles de pontevedreses, seguramente decenas de miles, salieron ayer a la calle para defender el estatus de capital de la ciudad del Lérez y exigir la anulación del Decreto 245/09 que crea dos delegaciones territoriales de la Xunta de Galicia en la provincia, una en Pontevedra y otra en Vigo.

La manifestación, que estaba convocada por una veintena de colectivos ciudadanos, sobrepasó incluso las expectativas más optimistas de los organizadores, que llegaron a dar cifras de hasta 40.000 asistentes. Sin embargo, el dato objetivo para calcular la asistencia son los 13.567 metros cuadrados que, según las mediciones realizadas con el sistema de cámaras de la Policía Local, ocupaba la manifestación. Calculando una media de 1,5 personas por metro cuadrado -la marcha iba bastante espaciada- arrojaría un saldo superior a los 20.000 asistentes.

En cualquier caso, la asistencia fue, como demandaban los organizadores, masiva ya que cuando la cabecera de la marcha llegaba al edificio de la Xunta, en el barrio de Campolongo, la cola todavía estaba por la calle Sagasta, en pleno centro, según las mismas fuentes de la Policía Local.

«Claro atentado»

El decano del Colegio de Abogados de Pontevedra, Eloy Artime Cot, fue el encargado de leer el manifiesto que puso el punto final a la movilización ciudadana. Defendió que crear dos delegaciones en la provincia «supón un claro atentado para o rango administrativo» de Pontevedra, más palpable por el hecho de que esta circunstancia no se da en ninguna otra provincia de Galicia. «Resulta obvio -leyó Artime- que con esta nova división administrativa, a provincia de Pontevedra deixa de existir como tal entidade para a nova Xunta, e xurde un novo ente, sen amparo legal ningún, no sur da provincia».

En este sentido, el decano del Colegio de Abogados insistió en que el decreto «atenta contra a Constitución española e o Estatuto de Autonomía». «É, sen dúbida -continuó-, o atentado máis claro producido ate agora contra a capitalidade». Artime recordó que Pontevedra nunca se opuso a que se acerque la Administración al ciudadano -razón apuntada por la Xunta para aprobar el decreto- ni a que se creen entidades administrativas en Vigo. «Isto é distinto: é dividir claramente a provincia en dúas circunscripcións territoriais. Dito máis claro, é dividir a provincia en dous territorios».

En el manifiesto también se hizo mención expresa a que «Pontevedra non quere un enfrontamento coa cidade de Vigo» y a que fueron «os políticos, os dirixentes da actual Xunta, os que deron lugar a esta situación de conflito cunha decisión que se intúe que non foi moi meditada». Artime concluyó afirmando que «agora veñen con remendos [los dirigentes de la Xunta] dicindo que Pontevedra é a capital e que a división non é territorial, senón funcional. Pero o certo é que o decreto segue en pe, non o tocaron e, de momento, é o que está escrito. Por iso pedimos a súa derrogación».

La protesta fue convocada por la práctica totalidad de los colectivos vecinales de la ciudad -excepto una federación-, colectivos sociales y profesionales relacionados con la Justicia, centrales sindicales y la patronal de la pequeña y mediana empresa, además de los comerciantes. Los alcaldes de localidades limítrofes como Marín, Poio, Cotobade y Vilaboa secundaron también la convocatoria.

Votación
55 votos
Etiquetas
Terrorismo Xunta de Galicia Vigo ciudad Marín Vilaboa Cotobade Poio Comarca de Vigo Comarca de Pontevedra Comarca do Morrazo