Medio minuto para lavar las manos

Cientos de profesionales sanitarios gallegos siguen un curso diseñado por médicos de Vigo para que la higiene más básica evite contagios a los pacientes


Primero la enfermera visita a un paciente. Le hace la cura de los puntos de una operación. Sale de la habitación y se dirige a otra. En este caso tiene que hacer una extracción de sangre. Antes de ir a por el tercer paciente, debe acudir al control de planta para firmar un papel. Sigue el turno de habitaciones. Manipula un respirador en una, pone una inyección en otra, toma la fiebre en una más... Y en cada cuarto va dejándose unos gérmenes y llevándose otros. Así, día tras día, en todos los hospitales gallegos. A veces la clave está en el gesto más sencillo. Pero incluso lo más simple tiene su propia técnica. Hasta lavarse las manos. Cientos de profesionales sanitarios gallegos están aprendiendo, de nuevo, a hacerlo. Varios médicos del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) diseñaron un curso por Internet para que los trabajadores de la sanidad se formen en este tema. Estas semanas se realiza la última tanda en el área sanitaria de Pontevedra, después de haber circulado por el resto de las áreas de Galicia. Solo en Vigo, el curso tenía unas 500 plazas y recibió mil solicitudes, así que en septiembre se repetirá. La idea es que un pequeño gesto puede cambiarlo todo. En este caso, puede evitar que los pacientes ingresados contraigan alguna enfermedad durante su estancia en el hospital, y que los propios profesionales se infecten. Tanto el personal de enfermería como los auxiliares han sido los que más han demandado el curso, que estaba dirigido a hospitales y a centros de salud. Por eso el Sergas quiere que su personal esté concienciado. La idea no es nueva. Está dentro de las iniciativas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la protección del paciente. El propio Ministerio de Sanidad empezó una campaña hace unos meses para promover la higiene de las manos entre los profesionales. Sí, pero ¿dónde? «El hospital no permite lavarse bien las manos, porque no tiene lavabos», explica la jefa de medicina preventiva del Hospital Xeral de Vigo, Marga Cueto, que diseñó el curso junto con Víctor del Campo, del Meixoeiro. Habría que utilizar el aseo del paciente o volver al control de planta al salir de cada cuarto. Por eso se llegó a la conclusión de que había que buscar sistemas alternativos. Y son simples. Los hospitales del Sergas contarán con pequeños frascos con una solución hidroalcohólica para higienizar. Se echa sobre las manos sin necesidad de acudir a un aseo para usar agua y jabón, que es la otra opción. Ese líquido sirve para higienizar las manos y, una vez finalizado el proceso, acaba secándose solo al cabo de veinte o treinta segundos. Algunos centros, como el Montecelo de Pontevedra, ya lo han incorporado. En las paredes de las habitaciones hay envases con el líquido. En otros todavía se están implantando poco a poco los frascos de pared, de mesa o de bolsillo.

Votación
13 votos