Imagen:

Los vecinos contratan un detective para vigilar los «after» de A Coruña

Afirman que los locales funcionan en connivencia con el 092, y el Ayuntamiento los insta a denunciarlo


Gerardo Crespo, portavoz de los vecinos del Ensanche, zona del centro de A Coruña, anunció ayer que la entidad contratará un detective privado para vigilar de incógnito los after-hours . Se trata de dos locales situados en la calle Pintor Joaquín Vaamonde que vienen generando protestas de los residentes por el ruido, las molestias, el vandalismo y la inseguridad ciudadana al operar como pubs hasta el mediodía.

El funcionamiento de estos establecimientos, que cuentan con licencia de cafetería, llevó hace dos semanas a Crespo, apoyado por el grupo municipal en la oposición, el PP, a anunciar que los vecinos formarían patrullas ciudadanas para impedir su actividad. La semana pasada aseguró que la idea era solamente un reclamo para llamar la atención y movilizar a las autoridades, pero ayer la recuperó: «A partir del lunes -dijo- convocaremos las patrullas si durante el fin de semana la Policía Local hace gala de su compadreo con los after ».

Crespo, que ayer se proponía colapsar el registro municipal con denuncias personales de los vecinos, reiteró, acompañado finalmente por una quincena de residentes, que los locales funcionan «en connivencia» con los agentes municipales, lo que ha generado críticas del colectivo y uno de los escasos pronunciamientos del gobierno local sobre un conflicto que consideran teledirigido por el PP: «Si es así, el señor Crespo no tiene que decirlo en los medios de comunicación, debe acudir a los tribunales y denunciarlos», insistieron desde el Ayuntamiento, que rechaza las acusaciones y defiende la conducta del cuerpo de seguridad.

El portavoz de los residentes insistió que el pasado fin de semana fue «más tranquilo y con menos altercados», pero sonó de nuevo la música, a pesar del precinto ordenado el martes pasado por los agentes municipales. «Con eso de que la música se había terminado volvieron a mentir», recalcó Crespo antes de asegurar que, «además, el sábado llamamos al 092, y al minuto, antes de que llegase, ya la habían quitado: dejo a la inteligencia de los demás que saquen sus conclusiones».

Fuentes municipales señalaron que el Ayuntamiento estudia llevar ante los tribunales a los propietarios de los locales si hay reiteración en el incumplimiento en materia de ruidos y se violenta el precinto de los equipos de música. Los agentes vigilarán también el cumplimiento de los horarios, si bien el ejecutivo local indicó que compete a la Xunta el establecimiento de aperturas y cierres, por lo que mostró su confianza en que el dirigente vecinal muestre idéntica beligerancia con el nuevo Gobierno autónomo del PP en este asunto.

Crespo se entrevistó ayer con el director de Seguridad Ciudadana y, según afirmó, este le trasladó las dificultades de clausurar los locales, tal y como reclaman los vecinos, si no existe antes una decisión argumentada de disciplina urbanística y aperturas. No quiso entrar en la polémica el delegado del Gobierno, Antón Louro, porque el asunto «es competencia municipal».

Votación
23 votos
Etiquetas
PP Xunta de Galicia A Coruña ciudad Antón Louro Vandalismo Comarca da Coruña Gerardo Crespo