«No hay conflicto lingüístico en la calle, viene de la imposición»

Galicia Bilingüe ha convocado una manifestación el domingo en Santiago para reclamar «libertad de elección»


06/02/2009 02:00 h

La presidenta de Galicia Bilingüe, la profesora de inglés viguesa Gloria Lago, salpica su discurso de palabras como imposición , libertad de elección o discriminación . Asegura que su asociación busca recuperar «el bilingüismo tan atractivo que teníamos».

-¿De verdad creen que hay un conflicto lingüístico en Galicia?

-No hay conflicto lingüístico en la calle, el conflicto lingüístico viene de la imposición. Antes había discriminación a los gallegohablantes. Poco a poco se fue arreglando. Los gallegohablantes todavía no tienen reconocidos esos derechos. Pero lo que no se puede hacer es vulnerar los derechos de los castellanohablantes. Estamos siendo sometidos a una auténtica imposición del gallego en la educación, en la Administración, en la sanidad... Y corremos el riesgo de que se extienda al ámbito privado.

-¿Un niño de Galicia debe terminar la primaria y la secundaria siendo competente en gallego y castellano?

-Depende de lo que entiendas por competencia. La igual competencia en las dos lenguas es absolutamente imposible, a no ser que sea nula. Es imposible.

-¿Por qué?

-Porque eso es imposible. Yo soy profesora de idiomas. Los niños deben acabar la enseñanza conociendo ambas lenguas para poder llevar a cabo una vida en Galicia que les permita comunicarse con cualquiera que hable la otra lengua. Pero la terminología científica deben aprenderla en su idioma, es como mejor la aprenden. Los padres nos comentan que sus hijos han bajado su nivel de rendimiento.

-Pero eso, ¿por qué es?

-Porque estudian en una lengua que no es la suya. Cuando mi hijo prepara un libro de Conocimiento del Medio se lo tengo que traducir. Cuando coge la hoja en gallego tarda muchísimo. Le traduzco los apuntes a mi hijo y dice «¡Qué gusto!».

-¿Por qué la manifestación del domingo?

-Por todo esto y por algo más. Es una cuestión de libertad. La base de una democracia es poder elegir. Eso es lo que queremos. Las lenguas no tienen derechos, los tenemos las personas. Queremos que los políticos nos apoyen

-Permítame una maldad: su manifiesto para el domingo está escrito en un castellano bastante pulcro, pero en el texto traducido al gallego he contado hasta siete errores lingüísticos. Da la sensación de que se escribe bien en castellano y regular en gallego. ¿No es conveniente hacer un esfuerzo en ese sentido, en los centros?

-No sé qué quiere decir.

-La gente escribe peor en gallego que en castellano...

-Es lógico, porque el gallego se empezó a estudiar hace poquito. Yo no tuve la suerte de estudiar gallego en el colegio.

-Por eso, ¿no hace falta un esfuerzo?

-Pero, ¿por qué? Tenemos que cambiar el chip. Las personas estamos en el mundo para ser felices y la Administración tiene que facilitarnos la vida. ¿Por qué tenemos que conocer una de las dos lenguas a un nivel determinado? Si siempre nos hemos entendido...

-Es decir, no es necesario conocer bien las dos lenguas...

-¿Tanto como para que toda la población no tenga ninguna falta de ortografía?

-Sí.

-Hombre, lo ideal es que todo el mundo tuviese un nivel cultural determinado, pero usted sabes que eso no es verdad. Ahora, esto [señala el manifiesto con errores] es imperdonable.

-¿No corren riesgo de parecer politizados?

-No. Nos apoyan PP, UPyD, Unificación Comunista de España, Ciudadanos y Centro Liberal de Galicia. Hemos cubierto el arco ideológico.

Votación
59 votos
Tags