Varios militantes en la provincia de Ourense encontraron un trabajo en Seaga


05/02/2009 02:00 h

La empresa pública Servizos Agrarios Galegos (Seaga), dependiente de la Consellería do Medio Rural, que dirige el nacionalista Alfredo Suárez Canal, fue puesta varias veces en la picota por sindicatos como CC.?OO. y CSI-CSIF por entender que este ente instrumental iba a ser utilizado como un «chiringuito» para contratar sin los preceptivos controles administrativos al personal adscrito a las brigadas contraincendios.

Las centrales sindicales eludieron en la mayoría de los casos participar en unos procesos de selección que consideran «viciados» de antemano y que, al igual que ocurrió con el Consorcio Galego de Benestar, permitieron colocar en la Administración paralela de la Xunta a varios candidatos y militantes del Bloque.

El caso, por ejemplo, del candidato nacionalista en el municipio ourensano de Chandrexa de Queixa, Francisco Javier Fernández Arias, trabajador de Seaga, al igual que el que fuera número 8 del Bloque en A Pobra de Trives, Javier Rodríguez Álvarez, o el número 7 de la lista electoral presentada en Cualedro, Luis Ojea Morales.

Los supuestos casos de «enchufismo» identificados por los sindicatos en Seaga son especialmente relevante en Ourense, la provincia natal de Quintana y Suárez Canal.

A los anteriores habría que sumar a la veterinaria Ruth Parada, concejala del BNG en Maceda, y también contratada en Seaga, al igual que Adrián Paz Cuñarro, suplente en la lista de Piñor; David Rodríguez Estévez, número 5 en Manzaneda, o las números 4 y 9 de la candidatura de Celanova, entre otros.

Votación
49 votos