Imagen:

Rajoy exige que la diáspora vote en urna en unas autonómicas limpias

Pide que los emigrantes españoles participen a través de las embajadas como los peruanos que residen en España


Superada la renovación, el PP encara las elecciones gallegas con la expectativa de que la crisis cobrará peaje al PSOE y consolidará el mensaje optimista que vende el partido desde el congreso de Valencia. De todo ello habló ayer Mariano Rajoy en Sanxenxo, donde puso el acento en las ideas que vertebran la estrategia del PPdeG en la precampaña: las infraestructuras, la financiación autonómica y las garantías de limpieza del sufragio exterior. El líder popular emplazó al Gobierno a presentar en dos meses una proposición de ley que asegure el voto en urna de los emigrantes.

En la clausura de la escuela de verano que la cúpula de Génova organizó en el concello que Feijoo considera «paradigma do veto constante» de un bipartito «obsesionado co PP», Rajoy proclamó que, si el Ejecutivo de Zapatero no cumple con el sufragio en urna que el Parlamento gallego reclama por consenso para la diáspora, impulsará una iniciativa legislativa en el Congreso antes del 15 de septiembre. «Hemos visto a los peruanos votar en España en urna, en las embajadas y en los consulados, y queremos lo mismo, porque garantiza la limpieza de las elecciones y facilita el sufragio», sostuvo. Aunque en el PP gallego discrepan sobre este último punto. Muchos aducen que el voto en urna, y la implantación del sufragio rogado para los que tengan que hacerlo por correo, restarían participación entre un electorado emigrante muy disperso y envejecido. Explican que la previsible caída del voto exterior es lo que frena al PSOE para dar luz verde a la reforma. Los socialistas, que derrocaron a Fraga gracias a la diáspora, verían mermado un caudal de apoyos que puede decidir uno o dos escaños. En principio, la iniciativa del PP contaría con apoyo del BNG, que se ha pronunciado en la misma dirección.

Rajoy censuró la actitud del Gobierno ante la nueva financiación: «La sensación que se transmite es la misma que en la crisis: desbarajuste total y desconocimiento de lo que se traen entre manos». El pontevedrés comentó que las decisiones en el Estatuto catalán suponen para Zapatero un condicionamiento añadido al del propio escenario de crisis. Recalcó que el acuerdo debe serlo de todas las comunidades, para garantizar cohesión y solidaridad; tiene que atender las compensaciones que pide Galicia por envejecimiento y dispersión poblacional; y no puede añadir presión fiscal. Rajoy, que alertó de la propuesta andaluza de crear cuatro impuestos, matizó que no será admisible dejar al Estado sin recursos.

En una alocución volcada en la crisis, el jefe de la oposición no olvidó las infraestructuras. Acusó al Ejecutivo de no cumplir el Plan Galicia y, como hizo en las últimas campañas, se comprometió a hacerlo realidad si gobierna. En las conclusiones de su escuela de verano, el PP denuncia que el AVE gallego ha quedado «prácticamente abandonado» con solo 60 kilómetros en servicio de los 937 que están previstos.

Votación
6 votos
Etiquetas
AVE BNG Elecciones gallegas PP PSOE Mariano Rajoy Emigración Financiación autonómica Valencia Parlamento de Galicia Comarca do Salnés Sanxenxo PPdeG Elecciones autonómicas