Detenido un sobrino de la mujer de 83 años asesinada en Santiago


01/07/2008 02:00 h

Una mujer de 83 años, Manuela Barreiro Veiras, fue encontrada muerta alrededor de las nueve de la mañana de ayer en el primer piso de su casa en la rúa Basquiños, cerca del casco histórico de Santiago, con claros signos de violencia. Fuentes de la Policía Nacional confirmaron la detención del sobrino segundo de la víctima, José Manuel G.?P., de 34 años, como presunto homicida.

Desde la familia se aseguró que el detenido se fue a entregar a la comisaria, poco después del mediodía de ayer. Y, siempre según estas fuentes, confesó el crimen. Según comentaron miembros de la familia de la fallecida a última hora de la tarde de ayer, el homicida estuvo tomando un café con su tía durante la tarde del domingo y discutieron, suponen que por la negativa de la mujer a darle dinero. Supuestamente el hombre golpeó a la mujer y le cortó el cuello.

De acuerdo con el testimonio de familiares cercanos, el suceso se produjo alrededor de las nueve de la noche. Sin embargo, las primeras investigaciones apuntaban a que la muerte pudo ser a las 13 horas del domingo. De acuerdo con el testimonio de familiares, el homicida se bebió una botella de ron y vio el partido de fútbol, que enfrentó en la noche de domingo a España y Alemania. Después se marchó de la casa, dejando la puerta del piso abierta, aunque otras fuentes apuntan a que estaba cerrada.

Manchas de sangre

El cuerpo sin vida de la vecina de Santiago fue encontrado por una mujer que limpia el edificio donde ocurrieron los hechos. La empleada del hogar se alertó al ver manchas de sangre en la escalera de acceso a la casa de Manuela Barreiro. Estos restos habrían sido dejados por el presunto homicida al marcharse de la casa. La anciana fue encontrada sobre un charco de sangre en la cocina de la casa, hasta donde presumiblemente fue arrastrada. Aunque en un primer momento se barajó el móvil del robo, este fue descartado por la Policía al no encontrarse signos en el inmueble. El móvil sexual se descartó también, aunque la mujer apareció semidesnuda, según algunas fuentes.

Los investigadores, que estuvieron durante varias horas en el interior de la vivienda en busca de huellas, centraron sus pesquisas desde el principio en el entorno familiar. De hecho pidieron a varios miembros de la familia directa e indirecta de la víctima, la ropa y el calzado empleado durante el domingo para descartar sospechosos. A primera hora de la tarde, la familia fue informada de la detención de una persona y, más tarde, les confirmaron la identidad del presunto homicida.

Votación
5 votos