El Che revoluciona Oleiros

Blogs contra el monumento, denuncias de la policía a ediles de la oposición, acusaciones de prevaricación...


27/06/2008 02:00 h

Ángel García Seoane está convencido de que «si la escultura fuese de María de la O nadie protestaría». Y seguramente que si la homenajeada fuese la gitana que inspiró la canción no hubiese sido necesaria la instalación de una cámara de seguridad y pertrechar a un vigilante privado a los pies de la talla, como ayer ordenó el alcalde de Oleiros para proteger la imagen. García Seoane no comprende la polémica suscitada por mandar levantar en una rotonda un colosal monumento de ocho metros de altura y setenta toneladas de peso al líder revolucionario, «símbolo y modelo a seguir por este Concello», dice. Ni siquiera los 180.000 euros que costó el monumento le parecen un derroche, tal y como lo definen todos los miembros de la oposición municipal, desde el BNG al PP, pasando por el PSOE -ninguno de los grupos asistirá mañana al mediodía a su inauguración-. Pero lo que para el portavoz del PP es un «despilfarro intolerable», para la líder socialista «un derroche en caprichos personales» y para la edil nacionalista «un foco de enfrontamentos», es para García Seoane una inversión «muy baja comparada con el resto de monumentos de España».

Debate público

La discusión no es solo política. Llegó a la calle y los vecinos también se dividieron. Algunos han creado blogs. Otros convocaron una manifestación bajo el lema «Que che den» para hoy a las 20.30 horas en la rotonda donde mañana se inaugurará la escultura. Tanta pasión hay en los opositores como entre los que respaldan el monumento, convencidos de que «todo se debe a la obcecación de muchos por echar a Gelo de Oleiros y les da igual cómo», según afirma un afiliado de Alternativa dos Veciños.

En la polémica ha terciado incluso a la Policía Local, que el miércoles «detectó» a las 23.10 horas a dos concejales del Partido Popular pegando en el mobiliario urbano varios carteles. En ellos se llamaba a una concentración contra la colocación de la estatua del Che y que contenía «frases inxuriosas sobre o alcalde, como Gelocherouba ou Quelleden», matiza una nota de prensa enviada a los medios.

Ante esos hechos, el Concello, gobernado en minoría por Alternativa dos Veciños, anunció la presentación de las correspondientes acciones contra los responsables de la colocación de dichos carteles por un presunto delito de calumnias e injurias. Además, anuncia que «abriráselles un expediente por incumplimento da ordenanza de limpeza que eles como cargos públicos que son deberían coñecer e cumprir».

Las reacciones de los ediles «detectados» no se hicieron esperar. «Voy a seguir pegando carteles y voy a seguir pidiendo a los vecinos que acudan a Nirvana para mostrar su oposición a este despilfarro», manifestó la concejala denunciada y presidenta del PP local, María Vieites. El otro edil sorprendido pegando carteles es Andrés González.

El debate, para unos, alienta todavía más a García Seoane. «Es lo que busca. Todo se debe a su afán enfermizo de protagonismo. Le encanta crear polémicas aunque sea con dinero público y olvidándose de otras prioridades», asegura la portavoz socialista, Covadonga Díaz.

Fue en uno de sus frecuentes viajes a Cuba cuando surgió la idea. Y se convocó en la isla un concurso que ganó el escultor Juan Quintanilla y el músico Karoll William Pérez. García Seoane hizo el resto.

Votación
20 votos