Traballo contradice la ley y convoca 93 puestos más de libre designación

La Xunta reconoce que, hasta que no los oferte en concurso, se cubrirán en comisión de servicio, es decir, nominalmente


09/10/2007 02:00 h

La controvertida norma 13/2007, que reforma la Lei da Función Pública 4/1988, parece haber cogido con el paso cambiado a la propia Xunta, al menos en cuanto al cumplimiento de los compromisos asumidos por el bipartito para cerrar el grifo al empleo de mecanismos de contratación nominal. A pesar de que el texto que el Parlamento aprobó el pasado 17 de julio no apareció en el Diario Oficial de Galicia (DOG) hasta el 27 de agosto, y aún tuvo que esperar 20 días más para ser de aplicación, la Consellería de Traballo no publicó hasta el día siguiente de la entrada en vigor de la norma una relación de puestos en la que figuran 93 para su cobertura por libre designación, pese a que la ley obliga a adjudicarlos por concurso. Son, por tanto, puestos de personal funcionario que la consellería cubrirá con criterios políticos.

Esos 93 puestos corresponden a niveles inferiores al 30 y no son plazas de secretarías de altos cargos, por lo que entran en contradicción con el artículo 28 de la nueva legislación. Ese artículo establece que «soamente se poderán cubrir polo sistema de libre designación con convocatoria pública entre persoal funcionario os postos de traballo de subdirectora ou subdirector xeral, as secretarías de altos cargos, así como aqueloutros de carácter directivo ou de especial responsabilidade para os cales, excepcionalmente, así se determine nas relacións de postos de traballo». En este caso, la que la Consellería de Traballo publicó el 18 de septiembre en el DOG incluye 93 plazas que, por sus características funcionales, no justifican mantener la etiqueta de libre designación. Se trata de 24 puestos en los servicios centrales de la consellería y de 69 más repartidos por las delegaciones de A Coruña (19), Lugo (15), Ourense (12) y Pontevedra (23). El empleo de la libre designación permitirá a la consellería disponer de personal de confianza política en cargos como jefaturas de sección de nóminas y del departamento de apoyo a emprendedores; en la gestión de escuelas obradoiro, en servicios de seguridad y de salud laboral o en las plazas de directores de oficinas de empleo.

En este último ámbito, el sindicato CIG ha detectado catalogaciones diferentes. Así, mientras en las oficinas de empleo de Trives, Ribadavia o Verín las plazas de director se convocan por concurso, en las de O Barco, Carballiño o Xinzo son de libre designación. La CIG denuncia que la relación de puestos de trabajo «hipoteca a cobertura en igualdade de oportunidades e atendendo a criterios de mérito e capacidade, deixando todo atado e ben atado ata polo menos o final da lexislatura».

Persiste el criterio nominal

Desde Presidencia alegan que la relación de puestos de Traballo se aprobó en la reunión que el Consello de la Xunta celebró el 30 de agosto -en todo caso, tres días después de que el DOG recogiera el texto de la reforma legal que limita el uso de la libre designación- y que quedó pendiente de publicación desde entonces. Ese retraso se prolongó hasta el 18 de septiembre, justo el día después de la entrada en vigor de la nueva ley. El departamento que dirige José Luis Méndez Romeu precisa que, de todos modos, esas 93 plazas no se cubrirán por libre designación sino por comisión de servicios, hasta que se decida la convocatoria del concurso en el que serán ofertadas. Sin embargo, tanto el procedimiento de libre designación como el de comisión de servicio comparten las mismas características como sistemas de provisión discrecionales.

Además de esas 93 plazas de Traballo, en el período de 20 días entre la publicación de la ley y su entrada en vigor, diversas consellerías llevaron al DOG más de un centenar de puestos de trabajo para su cobertura por libre designación.

Votación
0 votos