Dos detenidos por los incidentes al término del Ribadeo-Polvorín

Están acusados de un delito de daños y amenazas en el altercado ocurrido el pasado día 12 que terminó con una luna rota del autocar que trasladaba al equipo visitante

REDACCIÓN / LA VOZ

Dos personas fueron detenidas este domingo al mediodía en Ribadeo tras las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil de esta localidad para esclarecer los incidentes ocurridos el pasado día 12 al término del partido Polvorín-Ribadeo, valedero para la jornada 28 en el grupo norte de Preferente Galicia. Se les acusa de un presunto delito de daños y amenazas, cometido en el ataque que sufrió el autobús del equipo visitante, filial del Club Deportivo Lugo, cuando emprendía el viaje de vuelta a la capital amurallada. Una luna del autocar acabó rota por el impacto de un objeto.

Aunque la nota oficial remitida por la Guardia Civil solo confirma que las amenazas fueron realizadas a los ocupantes del autocar por uno de los imputados, las fuentes consultadas por este diario señalan además que fue este quien le cortó el paso al bus con una moto e incluso llegó a golpear el vehículo con la mano. Los detenidos ya prestaron declaración en el cuartel ribadense y pasaron a disposición judicial.

El partido había transcurrido con aparente normalidad a pesar de que se presumía tenso por los antecedentes del enfrentamiento que habían protagonizado estos dos equipos en la primera vuelta del campeonato. Entonces, varios jugadores del conjunto mariñano habían sido expulsados y uno de ellos agredió al colegiado, por lo que fue castigado con 18 partidos de sanción. Tras el duelo, desde el Ribadeo acusaron al Polvorín de comportamiento antideportivo por no parar el juego cuando uno de sus jugadores estaba tendido sobre el terreno de juego quejándose de un golpe. En el reencuentro del Pepe Barrera, un gol del delantero ribadense Adrián García y otro de Cuadrado cuando el partido languidecía dieron la victoria por 0-2 al Polvorín.

Pintadas contra el técnico rival

Antes de este nuevo enfrentamiento entre mariñanos y capitalinos, con el objetivo de no caldear los ánimos, la junta directiva del club anfitrión, encabezada por Ana Vázquez Pedreira, optó por retirar de las gradas del estadio municipal Pepe Barrera una pancarta ofensiva contra el equipo visitante, en la que se podía leer «cidade da muralla, equipo de canallas», y limpiar las pintadas degradantes contra José Durán, el responsable técnico del filial del Club Deportivo Lugo, que aparecieron en el muro perimetral del estadio.

Votación
2 votos
Etiquetas
Fútbol gallego Ribadeo FC Preferente Autonómica Ribadeo