Fin de semana «desastroso» en Feve, con cancelaciones, retrasos y averías

El tren regional Ferrol-Ribadeo de la mañana no salió ni el sábado ni el domingo

.

ORTIGUEIRA

Seis días después de la reunión mantenida por responsables municipales de las comarcas de Ferrolterra, Ortegal y A Mariña lucense con la conselleira de Infraestruturas y el director general de Renfe Viajeros, de la que salió el compromiso de mejorar la organización de la línea de ancho métrico, la antigua Feve ha vivido otro fin de semana «desastroso», como lo califica la Plataforma pola Defensa do Ferrocarril Ferrol-Ribadeo, con supresiones, retrasos y averías. El tren regional que sale de la ciudad naval a las 8.20 horas, con destino a Ribadeo, se suprimió tanto el sábado como el domingo, cuando tampoco funcionó el que parte de la estación ribadense a las 15.00 horas para dirigirse a Ferrol.

El servicio matinal de Ferrol a Oviedo acumuló un retraso, a su llegada a Ribadeo, de casi 25 minutos el sábado y cerca de 20 el domingo. También se canceló una salida de cercanías, de Ferrol a San Sadurniño, y el último tren del domingo proveniente de Oviedo, con meta en Ferrol, se averió y no pudo pasar de Ribadeo. Ayer tampoco circuló el tren Ferrol-Ortigueira de las 13 horas y el de sentido inverso das 15.05. La situación ha vuelto a despertar las alarmas de los usuarios y del colectivo que reivindica una mejora del servicio y la infraestructura. A todo esto se suman los continuos retrasos de entre 25 y 40 minutos, atribuidos a la desaparición de las paradas discrecionales y la obligación de detenerse en todas las estaciones o apeaderos, haya o no pasajeros. «Aínda que confiamos en que se executen os compromisos alcanzados na reunión do día 8 en Ferrol, o certo é que, no curto prazo, non podemos seguir soportando retrasos e cancelacións, que, lonxe de ser algo puntual, parece que se converteron nunha enfermidade crónica do noso ferrocarril», alertan desde la plataforma.

En el encuentro de hace una semana, el representante de Renfe Viajeros, Ramón Azuara, reconoció la situación de abandono y el pésimo servicio ferroviario de los últimos años; y anunció refuerzos del personal (más maquinistas) y del material rodante (la dotación de dos trenes en junio). Todo, subrayó, para garantizar «un correcto funcionamento, sen incidencias», como informaron desde Infraestruturas. También se acordó crear un grupo de trabajo para adaptar los horarios a las necesidades reales de la población de estas comarcas.

Votación
3 votos
Comentarios