La zona rural y la periferia son las más críticas con la situación política local

El 47 % del total de la población encuestada sostiene que las cosas han empeorado


Ferrol 15/05/2017 05:00 h

Los vecinos de la zona rural y los barrios periféricos de Ferrol, entre los que se incluyen los dos Ensanches y Caranza, son los más críticos con la situación política del Concello y también con la socio-económica. Según se desprende de la encuesta realizada por el Instituto Sondaxe, el 47 % del total de ferrolanos entrevistados considera que ambas cuestiones han empeorado en el actual mandato de Ferrol en Común y un 14 % incluso dice que ha «empeorado mucho».

El porcentaje todavía es mayor en el caso de la zona rural y la periferia, que un 42,9 % sostiene que ha empeorado y un 7,1 % que lo ha hecho mucho, siendo las más críticas las personas de 65 años y más, cuyo nivel de descontento en estos barrios alcanza el 69,1 % en el caso de la situación socio-económica y un 61,1 % en el de la política.

Mientras tanto, la zona centro, que engloba los barrios de A Magdalena, Esteiro y Recimil, el posicionamiento mayoritario, con un 55,9 %, es de que las cosas siguen igual que en el anterior mandato del Partido Popular.

Por su parte, los vecinos de los barrios de Canido, Ferrol Vello y una parte de A Magdalena, consideran que tanto la situación política como la socio-económica ha mejorado, con un 34,6 % y solo 1,3 % aseguran que la mejoría ha sido mucha.

Por edades, la opinión crítica en el conjunto del municipio la ostentan principalmente los mayores de 65 años, un poco más las mujeres, en el caso de la situación socio-económica, mientras que en cuanto a la política municipal los más desencantados son los vecinos de la franja de edad comprendida entre los 45 y los 64 años, que en el 59,1 % de los casos sostienen que ha empeorado.

Por su parte, los jóvenes de 18 a 29 años son los que muestran una mayor conformidad con la situación actual de Ferrol, porque un 21,3 % de los encuestados consideran que en materia socio-económica se ha mejorado y el 29,8 % que las condiciones también son mejores en la política municipal.

Este posicionamiento de la población ferrolana más joven coincide con que se trata del sector poblacional que en la actualidad sustenta el gobierno de Ferrol en Común.

El balance mayoritariamente negativo de la población respecto a la situación política del Concello de Ferrol, y también en materia socio-económica, viene dado por los avatares del gobierno de la ciudad, que ya tomó las riendas en minoría -seis ediles de FeC y cinco del PSOE- y que se ha mismo mermado tras la ruptura del pacto el verano pasado.

En la actualidad, los seis ediles del grupo del alcalde, Jorge Suárez, y las dos concejalas adscritas que fueron expulsadas del PSOE han sido privados, además, de competencias en materia económica, que fueron transferidas al pleno. El bloqueo al gobierno ferrolano vino de la mano del Partido Popular, a través de una moción que contó con el respaldo de los tres ediles del grupo socialista.

Por su parte, el principal «aliado natural» del gobierno, tal y como definió en muchas ocasiones el alcalde al BNG, también ha mantenido serios enfrentamientos últimamente con el equipo de Jorge Suárez. El más sonado fue el que tuvo lugar con motivo de la puesta en marcha, hace poco más de un mes, del sistema de saneamiento de la ría, ya que, entre otras cuestiones, los nacionalistas se muestran contrarios a que el Concello se haga cargo de gastos de reparación de una depuradora entregada con defectos.

Votación
8 votos
Comentarios