El fiscal pide para el falso médico Coté penas que suman 334 años de cárcel

Le acusa de 64 delitos de lesiones y uno de homicidio por imprudencia, entre otros

¿Cómo engañó Coté a cientos de pacientes? José Manuel López Pérez, conocido por sus pacientes como Coté, jamás se licenció en Medicina. Su título de Bachillerato le bastó para ejercer la profesión. Algunos pacientes sufren secuelas tras someterse a sus tratamientos

ferrol / la voz 13/01/2017 14:21 h

La Fiscalía solicita para el falso médico ferrolano José Manuel López Pérez, conocido como Coté, una pena global de 334 años de prisión por intrusismo profesional, estafa agravada, falsedad en documentos oficiales y privados, blanqueo de capitales, un delito contra la Hacienda Pública, otro de homicidio por imprudencia grave, otro de lesiones con deformidad y 63 de lesiones con uso de instrumento peligroso.

El Ministerio Fiscal hace constar, asimismo, en su escrito de acusación que en el supuesto de que sea absuelto por el delito de estafa, se le impongan cuatro años de prisión y una multa de 3.644.476 euros por fraude fiscal.

En las conclusiones provisionales de la Fiscalía, en las que se solicita al Juzgado de Instrucción número 3 de Ferrol la apertura de juicio oral contra Coté, se hace constar que el acusado también tendrá que indemnizar a las más de 60 personas a las que trató en su consulta, si bien la determinación de las cantidades se deja para la ejecución de la sentencia.

La acusación se dirige también contra su esposa, a la que se responsabiliza de un delito de blanqueo de capitales y se interesa para ella la pena de tres años de prisión y una multa de 8.959.859 euros.

La Fiscalía de área de Ferrol sostiene que, durante al menos los cinco años anteriores a su detención en febrero de 2008, Coté se atribuyó públicamente la condición de médico y ejecutó actos médicos a pesar de no contar con más estudios que el bachillerato. Con ese fin, a lo largo de los años y al menos desde 1998 elaboró y se dotó de un falso currículo académico y profesional mediante la alteración o imitación de numerosos títulos y certificaciones de diversos centros docentes y sanitarios, tanto españoles como extranjeros.

Bajo tal impostura, y aprovechando además el nombre, crédito y firma de otros auténticos profesionales de la medicina, consiguió atraer a su local de la calle Real de Ferrol, al que después sumo otro en Viveiro, a centenares de personas a las que cobraba importantes sumas de dinero por falsos tratamientos dirigidos a sanar enfermedades reales y otras inexistentes, que él mismo diagnosticaba.

Entre las personas que acudieron a sus locales y según la Fiscalía fueron engañadas, hay gente de diferentes puntos de la geografía española, principalmente de León, A Coruña, Asturias y Cádiz, pero también de la comarca de Ferrol.

Entre los casos más significativos figura el de un hombre que estuvo acudiendo a su consulta dos o tres días por semana entre el año 2000 y el mes de septiembre del 2007. En principio estaba aquejado de acné, para el que se aplicó una terapia de acupuntura, pero en el 2006 se le manifestó una adenopatía en la zona submaxilar. Supuestamente, Coté lo estuvo tratando de un ganglio y después le apareció una úlcera en la boca, momento en el que le recomendó acudir a la Seguridad Social. El paciente falleció de cáncer en septiembre de 2007 y el fiscal señala que la muerte fue debida al gravísimo retraso en el diagnóstico.

Entre quienes acudían a su consulta también había varios menores de edad a los que supuestamente trató.

Votación
10 votos
Comentarios