Las indemnizaciones por asbestosis en 2015 superaron los tres millones

Agavida celebró una jornada con expertos para abordar la problemática del amianto

$tituloImg.$pieImg

Ferrol 19/11/2016 05:00 h

La unidad de asbestosis del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF) está haciendo el seguimiento a unas 7.000 personas que estuvieron en contacto con el amianto y presentan alguna de las patologías derivadas de esta exposición a un producto altamente cancerígeno. No obstante, solo el 4 % de esa cifra va a desarrollar un problema de enfermedad severo, siempre y cuando se adopten medidas de prevención, como no fumar. El año pasado, las indemnizaciones percibidas por los enfermos del área de Ferrol o sus herederos superaron los tres millones de euros.

Son datos que ayer se analizaron en el marco de una jornada técnica organizada por la Asociación Galega de Víctimas do Amianto (Agavida) que se desarrolló en el restaurante Illas Gabeiras y en la que participaron expertos en la materia y políticos. El objetivo era informar de primera mano a los 540 socios de Agavida -enfermos de asbestosis y familias- de los avances en el problema que les afecta y, al mismo tiempo, implicar a los responsables políticos en dar respuesta a las reivindicaciones que se llevan planteando desde hace años.

La principal demanda, según indicó Ramón Tojeiro, presidente de Agavida, es la creación de un fondo de compensación, como los que existen en otros países, que permita hacer frente a las indemnizaciones a los afectados sin tener que acudir a los juzgados. «O Estado ten que facerse cargo dos nosos dereitos e indemnizarnos polo dano que se nos fixo», apuntó Tojeiro, añadiendo que, si bien se están ganando todos los juicios, «non queremos ter que estar sempre peregrinando polos xulgados».

A su modo de ver, teniendo en cuenta que las indemnizaciones se están abonando con «fondos de todos, porque somos un sector público, o Estado ten que tomar medidas e crear ese fondo, porque incluso podería aforrar cartos», apostilló.

Otra de las reivindicaciones del colectivo se refiere a las diferencias entre afectados. Según Tojeiro, es necesario llegar a acuerdos con el Gobierno central para que no se pongan tantas trabas en el reconocimiento de la enfermedad profesional, «porque aquí enfermos hai de primeira e de segunda». Especifica que a los trabajadores con patologías derivadas del amianto que pertenecen a las plantillas de los astilleros de Ferrol y Fene se les reconoce la enfermedad profesional, pero para los de las compañías auxiliares no se contempla el derecho a recibir una pensión por esa contingencia, algo que no considera justo.

El CHUF tiene un censo sobre 7.000 personas a las que se está haciendo un seguimiento, según informa el médico Carlos Piñeiro, autor de varios estudios sobre el amianto e impulsor de Amianto Cero en Galicia. Este experto señala que es la zona de España con el mayor número de personas detectadas y posiblemente afectadas, si bien solo un 4% va a desarrollar un problema de enfermedad severo. Indica, asimismo, que en esta comarca hay un buen control, ya que toda persona que haya estado en contacto con el amianto puede dirigirse a los médicos de su centro de salud y ser derivada a la unidad de asbestosis.

Carlos Piñeiro incidió en la necesidad de adoptar medidas de prevención, especialmente no fumar, porque el tabaco es un factor que incrementa mucho el posible desarrollo de complicaciones pulmonares.

Con los contenidos de la jornada de ayer se elaborará un dosier que el foro Amianto Cero en Galicia enviará a la Xunta y a todos los grupos parlamentarios para que se adopten medidas con el objetivo de erradicar el amianto de los edificios gallegos entre 2017 y 2030.

Votación
2 votos
Comentarios