Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La jueza ordena el ingreso en prisión por tentativa de asesinato del hombre que disparó a su exmujer

La víctima, vecina de As Pontes, no pudo atender la citación para hoy en el juzgado por encontrarse mal

Ferrol, 26 de marzo de 2016. Actualizado a las 17:58 h. 39

0
0
0
0

Una vecina de As Pontes que responde a las iniciales M.C.P.F., de 48 años, resultó herida al recibir dos disparos en la cabeza por parte de su exmarido, del que se encuentra en trámites de divorcio. La víctima de este nuevo episodio de violencia machista fue trasladada al Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF) en una ambulancia, a la que, según testigos presenciales, subió por su propio pie e incluso aportó previamente a la Policía Local de As Pontes los datos del agresor, por lo que se cree que las balas solo le hicieron heridas superficiales en la cabeza.

Esta mañana de sábado el detenido está prestando declaración en el juzgado de guardia de Ferrol, después de haber sido trasladado por la Guardia Civil. Tras el interrogatorio, la jueza ordenó su ingreso en prisión preventiva y sin fianza por un presuto delito de asesinato en grado de tentativa. 

El suceso se produjo en torno a las 19.30 horas del jueves en la calle Meidelo de As Pontes, en un lateral del recinto del cementerio, una zona de paseo con carril bici con muy pocas viviendas.

La víctima, que es trabajadora municipal del servicio de limpieza, estaba dando un paseo con una vecina. De repente vieron llegar un taxi del que se apeó su exmarido.

Al parecer, el hombre se le acercó e intentó hablar con ella, y ante su rechazo sacó una pistola y le disparó dos tiros, huyendo acto seguido en el mismo taxi en el que había llegado, que lo estaba esperando y, tal y como apuntaron algunos testigos, era conducido por una mujer.

La taxista corroboró después esta información. Lo había recogido en Espiñaredo (As Pontes) y habían estado dando vueltas por As Pontes hasta dar con la mujer. Tras presenciar lo ocurrido, por miedo a que el hombre le disparase, lo llevó de regreso a Ferrol, alertando a la policía tras dejarlo cerca de la estación de autobuses ferrolana. El agresor, de nacionalidad portuguesa, de 49 años y empleado de una empresa de As Somozas, al ver presencia policial en la estación decidió llamar a un amigo, que lo recogió en su coche, para después dejarlo en una calle del centro. La Guardia Civil detuvo al atacante sobre las once de la noche cuando caminaba solo por la calle.

Tras los disparos, la víctima, que según algunos testigos sangraba abundantemente, se refugió en un coche que se encontraba en la zona hasta la llegada de la ambulancia que la trasladaría al hospital público ferrolano.

El matrimonio no tiene hijos, y estaban separados desde hacía algún tiempo. Se desconoce si hubo denuncias previas por violencia de género.

Consternación

El suceso causó una gran conmoción en As Pontes, según confirmó el alcalde Valentín González Formoso, quien explicó que la víctima trabaja en el Concello desde hace más de 10 años y vive en la villa pontesa, a menos de un kilómetro del lugar en el que ocurrieron los hechos. «É un caso duro, dunha rapaza traballadora a tope e moi boa persoa», manifestó el regidor municipal, añadiendo que todos los vecinos esperan que se recupere pronto. De hecho, según confirmó posteriormente el propio alcalde, a las diez de la noche la víctima ya había recibido asistencia médica y estaba en observación, y estaba previsto que ya le pudiesen dar el alta a lo largo de la noche.

El Concello de As Pontes ha convocado una concentración de repulsa contra la violencia machista ante las puertas del consistorio para mañana, sábado, a mediodía.

Publicidad

Comentarios 0