Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El estado del mar impide a los buzos sumergirse hoy para buscar al desaparecido en la costa de Ferrol

Familiares del joven siguen en Lobadiz la evolución del despliegue, que integran unos 30 efectivos de distintos cuerpos

Ferrol, 24 de enero de 2016. Actualizado a las 14:26 h. 15

0
0
0
0

La búsqueda de Sergio Díaz, el joven ferrolano de 28 años que desapareció ayer arrastrado por una ola mientras recogía percebes con su hermano en los acantilados de Lobadiz, se reactivó a primera hora de hoy, tras los infructuosos intentos de localizar su cuerpo durante la bajamar de anoche y de esta mañana. Familiares del desaparecido siguen en la zona la evolución del gran despliegue de rescate articulado y que integran unos 30 efectivos. Entre ellos se encuentran buzos del GEAS, el grupo especial de actividades subacuáticas de la Guardia Civil, que al mediodía, y debido al mal estado de la mar, descartaban sumergirse para explorar las pozas existentes entre las rocas por si hubiese quedado atrapado entre ellas.

Miembros de los bomberos de Ferrol, Protección Civil, Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil y Salvamento Marítimo -que activó hoy de nuevo a la embarcación «Salvamar Mirfak» y al helicóptero Helimer- continúan en el lugar, centrando la búsqueda esta vez hacia el norte. Se aguardaba que con la bajamar el mar pudiese dejar el cuerpo en la zona de la playa de Doniños, pero no fue localizado por el despliegue nocturno en el que participaron, de nueve a once de la noche voluntarios de Protección Civil y los bomberos. Según el estudio realizado por Salvamento Marítimo de las corrientes nocturnas en la zona, hay más posibilidades de que haya podido ser arrastrado en dirección opuesta, donde se centraron esta mañana todos los esfuerzos.

Hasta el lugar se desplazó el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, que habló con los familiares. Las fuerzas de seguridad arroparon también a los allegados del desaparecido y les garantizaron que la búsqueda se mantendrá con todos los efectivos necesarios el tiempo que está establecido.

El protocolo previsto es que la búsqueda se mantenga activa tres días, es decir, ayer, hoy y mañana. A partir de ahí, si no aparece, se aguardará hasta el noveno día, cuando los cuerpos de personas ahogadas suelen salir a flote. Los buzos del GEAS aseguraron que volverán mañana para ver si el mar permite realizar por fin las inmersiones previstas.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0