Herederos de la intriga de Lovecraft

Varios jóvenes publican relatos de misterio en la nueva obra de Gemma Romero

Algunos de los integrantes del Círculo de Ares, fotografiados en la biblioteca municipal.
Algunos de los integrantes del Círculo de Ares, fotografiados en la biblioteca municipal.

ferrol / la voz

La buhardilla de la biblioteca municipal de Ares se ha convertido este verano en una especie de club secreto en el que jóvenes promesas de las letras intercambian ideas para crear historias de intriga y misterio. Allí se reúnen, varias tardes a la semana, los integrantes del Círculo de Ares, un nuevo grupo literario impulsado por la escritora y psicóloga Gemma Romero, una madrileña enamorada de Galicia que cada verano cambia el sofocante calor de su ciudad por la refrescante brisa aresana. «La iniciativa surgió el verano pasado, al finalizar un curso sobre narrativa de suspense que impartí en la biblioteca de Ares y al que asistieron estos chicos», apunta la escritora, que es autora de varios libros de relatos y cuatro novelas.

El nuevo grupo literario, que eligió su nombre en homenaje al famoso Círculo de Lovecraft -un movimiento de escritores liderado por el autor de culto americano Howard Phillips Lovecraft-, no ha dejado de colaborar desde su creación. Y este verano, tras tanto esfuerzo, ha llegado el primer fruto de su trabajo: la publicación de La narrativa de suspense, un libro creado por Gemma Romero para «aprender a escribir relatos de suspense» y que incluye, además, un buen puñado de historias salidas de la pluma de los jóvenes (y no tan jóvenes) integrantes del Círculo de Ares.

«La verdad es que todos tienen un nivel muy alto y la prueba está en que varios de ellos ya han ganado algunos certámenes literarios», dice orgullosa Romero de los miembros de su troupe aresana. El grupo está formado por los jóvenes Pablo Rañales, Ana Martínez, Juan Luis Muñoz, Malloya Martínez y María Bores, escritora aficionada de Ferrol y la única adulta del clan.

Además de las narraciones individuales que realizaron cada uno de ellos como ejercicios prácticos, el libro de Gemma Romero también incluye en sus páginas un relato colectivo inspirado en un cuadro de Villa Florentina, la casa museo del escritor Wenceslao Fernández Flórez en Cecebre, donde se celebrará la segunda presentación de la obra el próximo 9 de agosto. La primera, como no podía ser de otra forma, tendrá como escenario la biblioteca de Ares y está fijada para este martes, 28 de julio, a las 18.00 horas.

Quienes se hagan con un ejemplar de La narrativa de suspense, editado por Círculo Rojo, no solo disfrutarán de los relatos de los alumnos de Romero, sino que también podrán aprender algunas de las claves fundamentales para escribir una buena historia de suspense. Para la escritora madrileña, una de esas claves son los cliffhangers o, lo que es lo mismo, aquellas situaciones, escenas, frases o imágenes que hacen que el lector se interese por lo que va a suceder después y no pueda dejar de leer. «Hay libros que ofrecen una narrativa más pausada, pero en las novelas de suspense siempre tiene que haber esos elementos que te enganchan a la historia», explica la autora.

Tras la publicación del libro, el Círculo de Ares ya trabaja en su nuevo proyecto: una plataforma digital para impartir cursos de escritura creativa por Internet en colaboración con Romero.

el «círculo de ares» nuevo grupo literario

Votación
2 votos