Retiran una antena de telefonía móvil de un edificio de Canido, tras 11 años de pleitos

La antena se encontraba muy cerca de la terraza de Fini Manso, que señala donde estaba.
La antena se encontraba muy cerca de la terraza de Fini Manso, que señala donde estaba.

Tras 11 años de pelea, la vecina de Canido Fini Manso consiguió que retirasen una antena de telefonía móvil instalada muy cerca de la terraza de su vivienda, en el edificio número 32-34 de la calle Alegre, Ferrol. La pasada semana, la compañía propietaria desmontó los equipos y la terraza recuperó su estado anterior. La vecina se había dirigido al Concello de Ferrol para reclamar que la quitaran. La autoridad municipal le dio la razón y ordenó a la empresa que procediese a desmontar la antena, si bien contra esta decisión la compañía presentó un recurso y luego inició acciones judiciales en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ferrol. Este órgano ratificó la decisión municipal, pero contra esta sentencia recurrió Retevisión Móvil, S. A. ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que rechazó el recurso y confimó el fallo de Ferrol. Esto ocurría en el 2009 y hasta la pasada semana no se ejecutó tal sentencia. Fini Manso ha explicado que durante estos años acudió a todos los estamentos desde el Concello hasta la Xunta y probó, explica, que el campo electromagnético del entorno de la antena era peligroso para la salud. Además generaba mucho ruido por los ventiladores. «Aprendí mucho durante estos años y comprobé también que las operadoras hacían lo que les daba la gana», dice.

La sentencia definitiva es del 2009 y hasta ahora no se ejecutó la retirada

Votación
7 votos