El naval advierte a SEPI de que no permitirá la liquidación del sector

Los comités exigen al Gobierno que renegocie el dique con Bruselas

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El rechazo de Navantia a construir el dique flotante que se demanda para los astilleros de la ría no ha hecho claudicar a los trabajadores del naval ferrolano. Los representantes de las plantillas están convencidos de que la negativa de Bruselas a la infraestructura, alegando que la financiación pública podría considerarse ayudas de Estado ilegales, se produjo porque la consulta se formuló de forma errónea. Por ello, Ignacio Naveiras, portavoz del comité de Navantia Ferrol, instó ayer al Gobierno español a dirigirse a la UE para «preguntar de que xeito se podería construir o dique, un obxectivo ao que non vamos a renunciar». Además, acusó al Ejecutivo central y a la Xunta de «botar balóns fora» y situar la máxima responsabilidad del rechazo al proyecto en Navantia cuando en ambas administraciones gobierna el mismo partido. «A responsabilidade está no ámbito político; ahí se renegocia e de ahí ten que intentar vir a solución para o sector».

Naveiras recordó que el director xeral de Industria, Bernardo Tahoces, presentó en anteriores comisiones de viabilidad del dique datos e incluso fotos que acreditaban que otros astilleros europeos están siendo amparados con ayudas públicas, por lo que le conminó a que «non deixe esta reclamación».

Además, el portavoz de los trabajadores advirtió a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), accionista única de Navantia que «nos resistiremos a que acaben cos asteleiros e o non ao dique vai por ese camiño».

Los trabajadores entienden que la unidad de acción con la ciudadanía es imprescindible para mantener el sector vivo y anuncian que trabajarán activamente para lograr que la manifestación comarcal convocada para el próximo día 24 a las 12 de la mañana sea multitudinaria.

Los integrantes de los comités de Navantia Fene-Ferrol y los delegados de la industria auxiliar se desplazarán el próximo martes, día 5, a Santiago para intentar que les reciba el presidente de la Xunta -al que le solicitaron un encuentro a finales de diciembre y aún no tienen respuesta- o con el conselleiro de Economía, Francisco Conde. Además de abordar la crisis del sector naval público, los trabajadores quieren tratar el estado del contrato con Pemex para la fabricación de un buque hotel, del que todavía no hay fecha de arranque.

«Levan 17 barcos anunciados e o certo é que non se está cortando chapa de ningún deles», reprochó al Gobierno gallego Ignacio Naveiras, quien manifestó también la solidaridad de la plantilla de los astilleros públicos de la ría a los trabajadores de Pemex, que el pasado jueves sufrieron un grave accidente en su sede mexicana.

Por otro lado, un grupo de delegados de la CIG en Navantia y de firmas auxiliares reclamaron en Fene al conselleiro de Infraestruturas, Agustín Hernández, soluciones para el naval.