Morán insiste en que Nano Seoane era jefe de un grupo narco

El instructor de la Operación Aforo rechaza los recursos de los imputados

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La causa judicial de la Operación Aforo, que desmanteló un grupo de narcos de Ferrol con relaciones en Colombia, sufrirá un nuevo parón al recurrir todos los imputados el auto de procesamiento dictado contra ellos por el juez instructor, Morán Llordén. Por tanto, el asunto pasa a la Audiencia para que resuelva sobre quién tiene la razón legal.

En sus recursos, todos ellos rechazan las imputaciones y otros piden la nulidad de las escuchas telefónicas que conforman parte de la prueba principal. El episodio fundamental de la Operación Aforo fue la interceptación en el puerto de Cartagena de Indias (Colombia) de una motonave que transportaba un contenedor de pescado con destino a Vigo en cuyo interior iba también un alijo de cerca de 230 kilos de cocaína. Ocurrió en agosto del 2009. La policía antinarcóticos colombiana pasó aviso a la DEA de EE. UU. que a su vez informó a la policía española.

A partir de entonces el juez Morán autorizó a la policía para diversas operaciones que llevaron a la detención del grupo ferrolano como destinatario.

En respuesta al recurso, Morán insiste en que, a su entender, Nano Seoane era el jefe del grupo, a pesar de que apenas aparece en las interceptaciones telefónicas. De Francisco Sanesteban Cao dice que la intervención de sus comunicaciones estaba justificada, a pesar de que utilizaba equipos telefónicos muy sofisticados que le facilitaba otro de los encartados. Del economista Lalo Pino indica que tenía igualmente un papel relevante en la organización.

Y lo mismo dice de los otros, menos conocidos en Ferrol por residir en Bertamiráns o en el sur de Galicia. Los sitúa en diferentes puestos en el grupo narco investigado.

Más información Selección realizada automáticamente