Ocho años de cárcel por llevar gran cantidad de droga a Freixeiro

Dos hombres fueron arrestados en el 2009 por orden de Baltasar Garzón

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
El marroquí residente en Holanda cuando fue entregado a los juzgados de Ferrol, en el 2009. césar toimil

El Tribunal Supremo ha revisado a la baja la condena impuesta por la Audiencia Nacional a los marroquíes Said T.y Hassania M. y deja las penas en ocho años de cárcel y multa de 900.000 euros en un caso, y 7 años de cárcel y 600.000 euros de multa, en el otro.

Ambos son la pareja que en septiembre del 2009 habían sido detenidos en Freixeiro dentro de una basta operación ordenada por el juez Baltasar Garzón, entonces todavía en activo, contra una importante red de narcotraficantes que introducían heroína en Galicia. Los dos señalados, residentes en Holanda, eran meros correos que trasladaban una importante partida de esta droga para abastecer el campamento de Freixeiro y otros centros de distribución menores del norte de Galicia. Era nada menos que doce kilos de heroína lo que convirtió esta operación en una de las más importantes de la década, al menos en Narón.

La policía cayó sobre ellos cuando ya se habían alojado en un piso y guardaban el coche, con la mercancía, en un garaje. En el respaldo de uno de los asientos traseros del automóvil Volkswagen Passat que utilizaban y en un compartimento estando construido para ello, los agentes de la Udyco del Cuerpo Nacional de Policía localizaron el alijo.

Un juzgado central

Ambos fueron puestos a disposición entonces del juez de guardia en Ferrol que se limitó a recibirlos y ponerlos a disposición del juzgado central que se ocupaba del asunto, del que entonces estaba a cargo el célebre magistrado Baltasar Garzón.

Ambos entonces negaron su participación en el transporte de droga al afirmar que desconocían que el automóvil la llevase en el compartimento. Fue detenida una tercera persona, un residente en Narón, que entonces se encontraba cumpliendo prisión en el penal de Teixeiro, pero ya en régimen abierto, y al que se le consideraba como el jefe de todo el entramado, al menos en lo que se refería a la parte de la comarca de Ferrol en esta compra al por mayor de heroína.

La Audiencia Nacional había impuesto condenas de 10 y 11 años a los dos indicados, con multas semejantes a las indicadas, por entender que la cuantía de la droga y el formar parte de un entramado organizado justificaba tal severidad.

Pero los letrados de ambos recurrieron el Tribunal Supremo en vía de casación y resuelve ahora darles en parte la razón al estimar que no formaban parte de banda organizada y les rebaja la sanción.