Un café sobre ruedas con aires «british»

$tituloImg.$pieImg

21/02/2012 07:00 h

1El pasado mes de septiembre, coincidiendo con la llegada del crucero Independence of the seas, un típico autobús inglés de dos pisos echó el freno en el muelle de Curuxeiras. Allí permaneció cerrado a cal y canto hasta hace poco más de una semana, cuando su propietario, el joven hostelero David Naranjo, obtuvo todos los permisos necesarios para poner en marcha Abbey Road, una original y llamativa cafetería rodante. «Llevamos abiertos nueve días y la verdad es que estamos muy contentos, porque, con estos días de sol, ha venido mucha gente a visitarnos», comenta David. Los amantes del más puro estilo «british» se sentirán en su salsa en este genuino automóvil inglés que durante años prestó servicio en Luton y Harlington. En su interior suele sonar música de los Beatles y las paredes están decoradas con discos de la banda de Liverpool y placas de calles londinenses. Naranjo comenta que compró el bólido a dos matrimonios ingleses residentes en Valencia, donde lo utilizaban para animar fiestas y despedidas de solteros en las que servían «fish and chips», uno de los platos más populares de las británicas islas. «Nosotros no ponemos comida, porque apenas hay espacio para la cocina, aunque sí ponemos un pinchito con cada consumición», advierte David Naranjo. En cualquier caso, si lo que quieren es acentuar el sabor inglés de la visita, mejor olvídense del pincho. Y pídanse un té. A las «five o?clock». Como manda la tradición.

Personajes de cómic

2Y seguimos hablándoles de hosteleros con iniciativa, porque resulta que los de la calle María, aprovechando la llegada de los carnavales, han decidido animar la zona disfrazándose de personajes de cómic. Lo hicieron el pasado sábado por la noche y hoy mismo repetirá el personal. Ahí tienen a los responsables del bar O?Tanagra, Fausto Ruiz y Lorena Palmeiro, más felices que unas pascuas transformados en Popeye y Olivia para la ocasión.

Fiesta pirata

3Llega el momento de la despedida y hoy vamos a decirles adiós con más disfraces, que es lo que toca en estas fechas. Y, más en concreto, con los de parche en el ojo y pata de palo que ayer se pudieron ver en el centro comercial Odeón, con motivo de la celebración de la gran fiesta pirata A abordaxe!, en la que hubo regalos para los más pequeños y degustación gratuita de freixós y orejas.

Votación
14 votos