La Armada descarta ya que se encargue la sexta F-100 antes del fin del mandato

A. Vellón

El almirante jefe del Estado Mayor de la Armada (Ajema), Sebastián Zaragoza Soto, dejó entrever ayer que la Marina ya descarta que el Gobierno encargue la sexta fragata de la clase F-100 antes de que concluya el presente mandato. Preguntado sobre este asunto se limitó a señalar: «Antes de que termine esta legislatura es difícil...» dada la proximidad de las elecciones generales, el próximo 9 de marzo.

Zaragoza Soto -que ayer presidió en la ciudad el Patronato de la Fundación Herrerías- volvió a subrayar, sin embargo, la importancia de esta unidad para la Armada. Destacó: «Es una necesidad y en cuanto haya oportunidad y recursos saldrá, como todos esperamos, adelante». En un informe reciente en el que se dibujan las líneas generales de la Marina para los próximos años el Ajema ya indica la relevancia estratégica de la sexta F-100, ya que «nos permitiría, con doce fragatas -seis F-100 y seis FGG modernizadas- cubrir nuestras necesidades previsibles en el futuro a medio plazo».

Pero, al margen del valor operativo de la fragata, está su importancia económica para la ciudad y su comarca. Hace ya más de tres años que se rubricó la última reconversión del sector naval, para la que se programaron contrapartidas.

En el listado de la carga de trabajo que la SEPI comprometió para los distintos centros de Navantia se incluían, atribuidas a las factorías de Ferrol y Fene, dos nuevas fragatas que, respectivamente, habrían de convertirse en la F-105 y la F-106. Solo se ha cumplido la mitad de este planteamiento. Navantia Ferrol inició el 29 de junio del pasado ejercicio la fabricación de la quinta fragata F-100 para la Armada española, que reportará 3,75 millones de horas de trabajo a las factorías de la ría. Pero de la F-106, a día de hoy, solo se sabe que es una constante reclamación por parte de la Marina.

Problemas técnicos

También se pronunció ayer el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada sobre los últimos problemas que están registrando las unidades F-100 de las que ya dispone la Marina. En concreto, tal y como publicó La Voz el pasado 29 de enero, la F-102 tuvo que regresar de una navegación con rumbo a Cádiz al haberse detectado algunas irregularidades técnicas en sus equipos.

El Ajema señaló, sobre este particular, que este tipo de contratiempos son «normales» cuando una serie de buques de estas características entra en servicio.

Agregó: «Ha habido problemas de mantenimiento que no causan alarma ninguna, entran dentro de los presupuestos de una serie nueva de fragatas que son los mejores barcos que hay ahora mismo en Europa y que hay que acostumbrarse a ellos y ellos a nosotros».

Por lo que respecta al siniestro sufrido por la F-103 el pasado septiembre en aguas de Escocia, cuando tocó fondo en el transcurso de unas maniobras y tuvo que ser reparada en Navantia, recordó que «se tomaron las medidas que hubo que tomar, algunas de ellas dolorosas, como fue cesar en el mando al comandante, y se han estudiado las causas y se han puesto remedios». Indicó también Sebastián Zaragoza Soto que el buque ya se encuentra en la actualidad completamente operativo y realizando ejercicios de adiestramiento en aguas de Rota.

Votación
2 votos