Los hackers antes de Mr. Robot

En medio de la ciberguerra en la que dicen que vivimos, conviene no olvidar que desde los años 80 el cine ha convertido en héroes a un puñado de piratas informáticos. Casuales, profesionales, criminales, salvadores... Desde Tron a nuestros días, algunos son ya auténticos clásicos contemporáneos.

.

Redacción / La Voz 29/05/2017 07:39 h

No sabemos qué aspecto tienen los responsables del cíberataque sufrido por decenas de países en las últimas semanas. Cómo se llaman, quiénes son, a quién obedecen. Pero si nos fiamos de lo que el cine nos ha contado de los hackers, podrían ser tan fascinantes como Lisbeth Salander, cualquiera de ellas, la de Noomi Rapace o la de Rooney Mara, en la saga Millenium. O tal vez ser más parecidos a Hugh Jackman en Operación Swordfish, o a Jonny Lee Miller en Hackers, o incluso a Sandra Bullock en La red. Porque en esto de ser pirata informático, la ficción audiovisual tiene claro que hay hackers por vocación y por equivocación, aquellos que no querían infiltrarse en los ordenadores de la Casa Blanca, pero lo han hecho.

Piratas de curso legal

Aunque todo ha cambiado desde los primeros años 80 y aquellos inmensos ordenadores con letras verdes, hasta llegar a los hackers oscuros y enigmáticos de series como Homeland, pasando por profesionales como los de Italian Job, Misión Imposible o esa otra especie, la de los piratas legales: toda una fauna de expertos en ciberseguridad que actúan desde el lado correcto para salvarnos la vida, más o menos, como Robert Redford y su banda en Los fisgones o Alicia Vikander en la última de Bourne... a su manera. Antes de que Mr. Robot aterrizase en nuestras pantallas demostrando cómo podemos engancharnos a un ordenador y a quienes pueden cambiarlo todo desde el teclado, el cine nos había regalado un buen puñado de piratas dignos de coleccionar.

Contra la máquina

Probablemente, todo comenzó con una cinta de culto, en los años 80, pionera en animación digital y con un argumento delirante. Tron marcó una época en lo visual, y por primera vez nos enfrentó al miedo a que la máquina pueda llegar no solo a controlarnos, sino a devorarnos. Literalmente. Igual que una de sus grandes sucesoras, la trilogía Matrix, pasada eso sí por el filtro de varias teorías filosóficas pero con el mismo fondo: si el ordenador te come, destrózalo desde dentro. Porque los protagonistas de Matrix no son más que piratas recovertidos en héroes de acción, jugando sin teclado.

Solo un año después de Tron llegaría Juegos de guerra, con un jovencísimo Matthew Broderick jugando con fuego con el poderoso ordenador del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Habría que esperar hasta los 90 para que otro pirata nos atrapase igual: el legendario Zero Cool de Hackers, otro crío capaz de hundir Wall Street, y su banda casi adolescente.

Títulos para recordar

Tron. Todo un clásico de la ciencia ficción de principios de los 80, esta cinta de Disney se adentra en el colmo de cualquier hacker: colarse físicamente en un programa y luchar desde dentro, literalmente. En su día marcó un hito en animación digital. Cuenta con la secuela «Tron: Legacy» (2010).

Juegos de guerra. Se empieza cambiando las notas en el ordenador del instituto y se acaba desatando la tercera guerra mundial por jugar con quien no debes. Un clásico del cine juvenil de los 80, con Matthew Broderick a los mandos luchando con una máquina que descubre que, a veces, solo se gana si no se juega.

Hackers. Descarados y jovencísimos. Así son los piratas que dirige Jonny Lee Miller, con la ayuda de Angelina Jolie. Tras años apartado de los ordenadores, un hacker legendario vuelve a las andadas dando la lata hasta al FBI.

Los fisgones. Puro entretenimiento de los 90, Robert Redford se mete en la piel de un antiguo hacker reconvertido en experto en seguridad, y que tendrá que enfrentarse a un antiguo socio. Reparto de campanillas, con Sidney Poitier, Ben Kingsley y River Phoenix.

Matrix. Hasta que llegó Neo, los piratas no dejaban de ser unos tíos un poco raritos y bastante solitarios. Pero las Wachowski revolucionaron el género a golpe de artes marciales capaces de destruír códigos binarios. Nunca nadie había reventado ordenadores con tanto estilo.

Mr. Robot. A Rami Malek vino Dios a verlo con este desquiciado papel, que le ha valido un Emmy e inumerables nominaciones a otros premios. La serie recupera además a Christian Slater para la pequeña pantalla. Se ha convertido en un fenómeno y la tercera temporada llegará en octubre.

Votación
3 votos
Comentarios